En 2016, el consumo de productos petrolíferos alcanza los 57 millones de toneladas (Mt), aumentado por segundo año consecutivo (+1,8% vs. 2015), aunque lejos todavía del máximo de 2007 (75 Mt), según los datos de Cores.

Dentro del total, aumenta el consumo de todos los grupos de productos salvo el de los otros productos (-8,5%): GLP’s (+8,2%), gasolinas (+2,3%), gasóleos (+1,6%), querosenos (+7,1%) y fuelóleos (+4,6%). Destaca el comportamiento de los querosenos, 5,89 Mt, lo que supone un nuevo máximo por encima de los 5,70 Mt alcanzados en 2007, superando por primera vez el 10% en la estructura del consumo.

Los gasóleos, con 30,27 Mt, continúan siendo el grupo de productos de mayor consumo (53,1% del consumo total).

Los combustibles de automoción (gasolinas y gasóleos) encadenan tres años de incrementos consecutivos de consumos y alcanzan 27,2 millones de toneladas (+3,0% vs. 2015), aumentando tanto los gasóleos (+3,2%) como las gasolinas (+2,3%, mayor incremento interanual desde que Cores dispone de datos, 1996).