El Parlamento Europeo ha aprobado por amplia mayoría el Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA por sus siglas en inglés) entre la Unión Europea y Canadá firmado el 30 de octubre en Bruselas.

El acuerdo facilitará los intercambios en materia de comercio de bienes y servicios, de inversión, de acceso a la contratación pública y de establecimiento de empresas al tiempo que preservará los baremos más elevados de equidad en las relaciones laborales, de defensa del medio ambiente y de la protección contra el uso indebido de las denominaciones de origen.