Iberdrola, a través de su filial estadounidense AVANGRID Renewables, construye en estos momentos cuatro parques eólicos en Estados Unidos y una central fotovoltaica, que suman una potencia de cerca de 600 megavatios (MW) y que espera poner en marcha antes de final de año.

En concreto, construye los parques eólicos de Tule, de 131,10 MW de potencia y ubicado en el estado de California; Deerfield, de 30 MW (Vermont); Twin Buttes II (Colorado), de 75 MW, y El Cabo (Nuevo México), de 298,2 MW.

Además, también está en fase inicial de construcción de una planta fotovoltaica de 56 MW, en Prineville, Oregon, denominada Gala.