El nuevo Ejecutivo de Castilla-La Mancha, resultante de la incorporación de dos miembros de la formación Podemos a la estructura de Gobierno, seguirá teniendo como hasta ahora el objetivo prioritario de cumplir con el programa comprometido al inicio de la legislatura para la recuperación social y económica de la Comunidad Autónoma.

p1bn5mvspr38smmqg01505hbs4Asimismo, será un Gobierno “en positivo”, de “permanencia y continuidad”, que trabaje “para todos y todas” y que no va a saltarse las normas, según  ha asegurado este jueves el presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante el acto de toma de posesión de los nuevos miembros del Gobierno regional en el Palacio de Fuensalida.

De este modo, la vicepresidencia primera la ocupa desde hoy José Luis Martínez Guijarro, mientras que la vicepresidencia segunda recae en José García Molina y la Consejería del Plan de Garantías Ciudadanas, de nueva creación, en Inmaculada Herranz Aguayo.

El presidente regional ha recordado que las nuevas incorporaciones responden al acuerdo alcanzado en materia de presupuestos para el año 2017, que estarán aprobados “este mes de agosto”, y ha indicado que hoy se inicia una “nueva etapa” para seguir adelante con el proyecto de recuperación y reconstrucción “que la mayoría de la gente de la región ha entendido desde el primer momento”.

Para García-Page, el presupuesto es el “instrumento determinante” para conseguir que lo que se anuncia “sea un objetivo alcanzable”. En este sentido, ha manifestado que el objetivo del nuevo Ejecutivo sigue siendo “llegar a la meta comprometida” ante los cerca de dos millones de personas que viven la región, “y que son nuestros jefes”, así como recuperar la situación de convivencia política e institucional y el perdido Estado de Bienestar.