Con el objetivo de acabar con el alto número de juicios provocados por las demandas sobre créditos hipotecarios, gastos de hipotecas, hipotecas multidivisas y condiciones de ejecución de desahucios y que todos los ciudadanos de la Unión Europea puedan tener garantizado la misma protección jurídica en el mercado hipotecario el Gobierno ha aprobado la reforma hipotecaria.

Voyadefenderte.com, la plataforma de abogados online, subraya los aspectos más importantes que supone esta reforma:

– La nueva ley hipotecaria busca acabar con las prácticas abusivas de los bancos sobre sus clientes; por ello, tendrá en cuenta la información que debe recibir el cliente antes de la firma de la hipoteca. Los bancos estarán obligados a entregar a los clientes una ficha de advertencias estandarizadas (FIAE), que incluirá las cláusulas que pueden resultar más confusas. Además, también recibirán una ficha europea de información normalizada (FEIN) con una copia del contrato, una simulación de la hipoteca en diversos escenarios, así como el desglose de los gastos de formalización.

– Para evitar que se reproduzcan las malas prácticas de los bancos con sus clientes, esta reforma incluye que, en los gastos de hipoteca, se debe especificar claramente cuál de las partes asumirá cada parte.

– La reforma hipotecaria prohibirá los contratos vinculados, es decir, aquellos que la entidad normalmente obliga a contratar para obtener ventajas en la hipoteca, como son los seguros de vida, de hogar o las tarjetas… No impedirá, sin embargo, que se ofrezcan al cliente, pero sin exigirle la contratación.

– La reforma también contempla facilidades para el consumidor en cuanto a las modificaciones que se puedan hacer de los préstamos ya constituidos de interés variable a fijo y viceversa. La norma incidirá en reducir los costes que se produzcan cuando el cambio de una hipoteca de tipo variable a otra de tipo fijo se haga con otra entidad financiera.

– En cuanto a las hipotecas multidivisas, se permitirá que una hipoteca en divisa extranjera pueda pasar al euro sin coste ni penalización.

– Por último, la nueva ley endurecerá las condiciones para que un banco ejecute un desahucio. En la actualidad, para iniciar dicho procedimiento es suficiente el impago de tres cuotas de la hipoteca, pero con la nueva ley se extiende el plazo.