Jeep presenta cinco reglas de oro para ayudar a los conductores a mantenerse seguros cuando conduzcan con nieve y hielo.

snow-1281636_640Con los expertos prediciendo uno de los inviernos más duros en años, los principales consejos fáciles de seguir están pensados para proteger a los conductores, a sus familias y sus vehículos de los muchos peligros que la climatología puede ocasionar.

1. Baja velocidad y marchas largas. Conducir despacio es siempre una buena idea. Pero, con nieve, también es mejor conducir con marchas largas.

2. Suavidad al volante. Sin movimientos bruscos: sin volantazos, cambios de marchas, aceleraciones o frenazos repentinos.

3. ¿Cómo frenar con nieve?. El freno motor, el mejor aliado.

4. Hay menos agarre. Cuando se conduce con nieve o hielo, el agarre disminuye a una décima parte respecto a las condiciones normales. Y si ya está nevando, compruebe la profundidad de la nieve fresca, ya que podría quedarse atascado.

5. La distancia de frenado aumenta. Hay que tener en cuenta la distancia de frenado. Dependiendo de los neumáticos, puede que se alargue tres veces más en carreteras cubiertas de nieve.