A lo largo del proceso de la compra de una casa son varias las razones por las que los vendedores están investigando nuevas posibilidades de venta: ahorrarse costes en las diferentes comisiones y honorarios de los intermediarios, ahorrar tiempo o tener mayor capacidad de gestionar la venta. Y todo esto, sin que el vendedor pierda el control del proceso.

El nuevo escenario donde hay mayor tipología de compradores, que ahora buscan alternativas a las tradicionales agencias inmobiliarias, ha provocado una diversificación del sector y que en España estén naciendo empresas que siguen los modelos provenientes de Reino Unido o Estados Unidos. Empresas que ofrecen transparencia, flexibilidad, control del proceso, ahorro de tiempo, y sobre todo, ahorro de dinero.

Las nuevas modalidades de venta tienen en común su estructura híbrida, ya que ofrecen los servicios de profesionales inmobiliarios junto a la innovación tecnológica aplicada al sector, denominado proptech.

Housell, inmobiliarias online en España, ha reunido los tres beneficios principales de los nuevos formatos de venta de inmuebles:

– Pago único independiente del valor de venta de la casa. Si la casa se vende en 500.000 euros, en una agencia que cobre el 5%, el coste será de 25.000 euros. Las nuevas plataformas ofrecen sus servicios por precios entre 500 y 3.000 euros.

– Precio fijo. Desde el primer momento, el usuario sabe cuál es el coste por usar la plataforma y todos los servicios que se ofrecen. El cliente paga un precio fijo por lo que está contratando.

– Flexibilidad en el pago. La mayoría de las plataforma ofrecen diferentes alternativas a la hora de hacer el pago: al contratar, en la firma de arras, el vender la casa o a los seis meses.

Las proptech, además, ofrecen sus servicios a cambio de tarifas acotadas, de precio único, que no dependen del valor de venta de la casa. Esto significa que no importa si el inmueble se vende por 100.000 o 500.000 euros, el usuario pagará la misma cantidad.

“La venta de una casa es un momento de estrés para muchos propietarios. La flexibilidad y la transparencia que ofrecen las proptech es esencial para que los propietarios sientan seguridad y confianza a la hora de apostar por una plataforma como la nuestra”, afirma Modesto Manzano, director comercial de Housell.