La Consejería de Empleo, Universidades y Empresa de la Región de Murcia, a través del Servicio de Empleo y Formación (SEF), ha destinado 1,2 millones de euros para que un total de 45 agentes de empleo y desarrollo local favorezcan durante 2018 la actividad empresarial y la contratación en la práctica totalidad de municipios de la Región.

El salario de estos técnicos, cuyo perfil habitual es el de graduados en Relaciones Laborales, lo sufraga en su mayor parte el SEF, concretamente hasta un máximo de 27.045 euros brutos.

La subvención se aporta directamente a los ayuntamientos para que sean ellos los que lleven a cabo las contrataciones de este personal, que trabajará en dependencias de los consistorios. En la práctica, estos profesionales actuarán como un nexo de unión entre el SEF y los municipios, de cara a dar a conocer las principales líneas de ayudas existentes tanto para empresas como para desempleados, así como para identificar yacimientos de nuevos puestos de trabajo.

Los agentes de desarrollo local permitirán trasladar de manera directa todos los recursos y las políticas activas del SEF a la administración más cercana a los ciudadanos, como son los ayuntamientos. Así, su función será especialmente útil en aquellos municipios que no cuentan con una Oficina de Empleo, e incorpora a sus objetivos la creación de actividad empresarial.

El director general del SEF, Alejandro Zamora, se reunió con el presidente de la asociación que agrupa a estos profesionales, José Francisco Beltrán, para coordinar las actuaciones que desarrollarán en el presente año. Entre ellas se incluirá la prospección de recursos ociosos o infrautilizados en los municipios, y las iniciativas innovadoras para la generación de empleo. También se centrarán en identificar nuevas actividades económicas y posibles emprendedores locales.

Para Alejandro Zamora, “los agentes de desarrollo local son básicos porque ejercen como termómetros de las necesidades de todos los puntos de la Región en materia de empleo y de actividad empresarial. Además, a su importante labor de prospección se une la capacidad de detectar los cambios del mercado de trabajo en su zona”.

El responsable autonómico añadió que el trabajo de estos técnicos “acerca los recursos de empleo y las ayudas públicas disponibles a las empresas, con el fin de que estas conozcan las medidas específicas de las que pueden beneficiarse”.