El primer A350-900 para Iberia va cobrando forma en la cadena de montaje final (FAL) Roger Béteille de Toulouse, Francia.

El avión, cuya entrega está prevista para este verano, se encuentra en la fase de unión de las alas al fuselaje, con la instalación de los pilones de los motores y los estabilizadores horizontal y vertical y el primer encendido de los sistemas eléctricos, todo acometido en una misma estación.

El avión se someterá después a una serie de ensayos en tierra, a los que seguirán la instalación de la cabina de pilotos, el acabado de la cabina de pasajeros, la pintura y la instalación de los motores. Por último, efectuará algunos ensayos en vuelo antes de pasar a los equipos del Centro de Entregas de Airbus.

Iberia, que opera con una flota entera de aviones Airbus, tiene pedidos un total de 16 A350-900, que se destinarán a las rutas de largo recorrido de la aerolínea a las Américas.