ambos modelos, completan su gama con un nuevo nivel de acabado por encima del Super, denominado Executive, un acabado que ofrece los equipamientos más demandados por los clientes de Alfa Romeo en aspectos tan importantes como el confort, la seguridad y la conectividad.

En el Alfa Romeo Stelvio, entre los muchos elementos adicionales que incorpora el acabado Executive destacan el Alfa Connect 8,8”, que incluye Apple CarPlay/Android Auto, pantalla a color de 22,4 cm (8,8”), navegador y radio digital,  luces Bi -Xenón adaptativas con AFS, cámara de visión trasera con líneas de guía, sensores de parking delantero y trasero, retrovisor interior electrocromado, retrovisores exteriores electrocromados, asistente de cambio de luces automático, avisador de ángulo muerto, levas de cambio en el volante, cuadro de instrumentos con pantalla TFT a color de 17,8 cm (7″), llantas de aluminio Sport de 45,7 cm (18″), sistema de entrada sin llave, luces de conveniencia en los tiradores de las puertas y guantera refrigerada.

Disponible en seis configuraciones diferentes, se equipa con un motor gasolina de 2.0 litros y 147 kW (200 CV) o 206 kW (280 CV) en combinación con un cambio automático de ocho velocidades y tracción a las cuatro ruedas, un motor diésel de 2.2 litros y 110 kW (150 CV) en combinación con un cambio automático de ocho velocidades y tracción trasera, un motor diésel de 2.2 litros y 132 kW (180 CV) en combinación con un cambio automático de ocho velocidades, disponible tanto en tracción trasera como tracción a las cuatro ruedas y un motor diésel de 2.2 litros y 154 kW (210 CV) en combinación con un cambio automático de ocho velocidades y tracción a las cuatro ruedas.

Por otro lado, en el Alfa Romeo Giulia el acabado Executive incorpora Alfa Connect 8,8”, con Apple CarPlay/Android Auto, pantalla a color de 22,4 cm (8,8”), navegador y radio digital,  cámara de visión trasera con líneas de guía, sensor de parking delantero y trasero, retrovisor interior electrocromado, retrovisores exteriores satinados, asistente de cambio de luces automático, detección de ángulo muerto, levas de cambio en el volante en las versiones automáticas, cuadro de instrumentos con pantalla TFT a color de 17,8 cm (7″), llantas de aluminio Sport de 43,2 cm (17″), asiento trasero abatible 40/20/40, sistema de entrada sin llave y luces de conveniencia en los tiradores de las puertas.

Disponible en cuatro configuraciones: con un motor gasolina de 2.0 litros y 147 kW (200 CV) en combinación con un cambio automático de ocho velocidades y tracción trasera, un motor diésel de 2.2 litros y 110 kW (150 CV) en combinación con un cambio manual de 6 velocidades o automático de ocho velocidades y tracción trasera y un motor diésel de 2.2 litros y 132 kW (180 CV) en combinación con un cambio automático de ocho velocidades y tracción trasera.