En lo que va de año, las ventas de turismos y todoterrenos usados se incrementaron un 7,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, al ascender a 645.721 unidades.

Con este dato, la previsión para el cierre de año se mantiene en algo más de dos millones ventas, lo que representaría un crecimiento del 5%, según datos de la consultora MSI para la patronal de los concesionarios Faconauto.

En opinión de Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto, “estamos asistiendo a una transformación de este sector en nuestro país, coincidiendo con la creciente importancia de los concesionarios, responsables de la comercialización de los modelos de hasta cinco años, lo que está permitiendo mejorar la calidad del mercado de ocasión. Aún así, hasta que no saquemos rápidamente del circuito los coches de más de diez años no podremos hablar un mercado saneado y no nos equipararemos con los principales países europeos, donde la ratio de ventas de vehículo usados frente a vehículos nuevos dobla a la de España. Esto solo ocurrirá si las matriculaciones de nuevos crecen a mayor ritmo”.