El número de huelgas registradas en España durante los cinco primeros meses del año ascendió a 261, que fueron secundadas por 570.817 trabajadores, ocasionando la pérdida de 7.572.400 horas de trabajo, según los datos de conflictividad laboral, analizados por los servicios técnicos de CEOE.

Respecto al mismo periodo del año pasado, el número de huelgas descendió un 36,80%, si bien las horas de trabajo perdidas aumentaron un 66,64% y la suma de trabajadores que participaron en las mismas creció un 233,67%.

Según el análisis de CEOE, en esta comparación hay que tener en cuenta la repercusión que en la conflictividad laboral tuvieron las huelgas en el sector de transportes y comunicaciones en abril y mayo de 2017, especialmente en el sector del taxi, y la incidencia de la huelga convocada el Día Internacional de la Mujer y la de estudiantes en Cataluña frente a la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española y en toda España ante la sentencia de “La Manada”, en marzo, abril y mayo de 2018, respectivamente.

En cuanto a la conflictividad estrictamente laboral -la que queda al restar de esos totales la cantidad derivada de huelgas en servicios de carácter público y por motivaciones extralaborales-, entre enero y mayo de 2018, se produjeron 188 huelgas, con 17.137 trabajadores implicados y 1.302.642 horas de trabajo perdidas. En comparación con igual periodo de 2017, los trabajadores que participaron en las huelgas disminuyeron un 42,68%, el número de huelgas bajó un 34,03% y las horas de trabajo perdidas descendieron un 29,20%.

En los cinco primeros meses del año, se contabilizaron 66 huelgas en empresas o servicios de carácter público, secundadas por 551.362 trabajadores, en las que se perdieron 6.254.578 horas de trabajo. En relación con el mismo periodo del año pasado, bajó el numero de huelgas un 37,73%, pero aumentaron los trabajadores que participaron en las mismas un 292,57% y subieron las horas de trabajo perdidas un 135,69%, considerando la repercusión de la huelga de marzo con motivo del Día de la Mujer Trabajadora; en abril, las huelgas de estudiantes y médicos, y en mayo, en los sectores de enseñanza, justicia, atención primaria, limpieza viaria y transporte.