La Junta de Andalucía destinará 30 millones de euros a la nueva edición del Programa de Experiencias Profesionales para el Empleo (EPES), que facilitará a las personas desempleadas más de 10.000 prácticas no laborales durante los próximos dos años.

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, Javier Carnero, ha informado al Consejo de Gobierno de la correspondiente convocatoria de ayudas, que se abrirá en los próximos días e irá dirigida a entidades, corporaciones locales y universidades, encargadas de contactar con las empresas para facilitar la iniciativa.

El programa se refuerza en esta edición con novedades como el alta de los participantes en el Régimen General de la Seguridad Social, la ampliación a dos años del plazo de ejecución y el aumento del periodo de prácticas, que pasa de 2-6 a 3-9 meses. Asimismo, las prácticas estarán becadas con el 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), frente al 75% anterior, lo que supone una percepción mensual de 430,27 euros. También se establece como obligatoria la organización de talleres de refuerzo grupal y  de tutorías de seguimiento individualizadas.

La convocatoria se dirige a personas con titulación universitaria, de Formación Profesional reglada o de Formación para el Empleo que carezcan de experiencia profesional relacionada con el objeto de la práctica, siempre que no hayan transcurrido más de dos años desde la obtención de sus títulos o certificados.

Pueden optar también demandantes de empleo que, sin reunir estos requisitos de titulación, acrediten discapacidad o pertenezcan a minorías étnicas y colectivos en riesgo de exclusión. Durante los meses de prácticas, la persona beneficiaria permanecerá en la empresa un máximo de 20 horas semanales, de lunes a jueves.