El Grupo FCC ha registrado un beneficio neto atribuible de 176 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento de 14,7% respecto a los 153,5 millones obtenidos en el mismo periodo de 2017, debido al buen comportamiento de las actividades de explotación en todas las áreas de negocio.

El importe neto de la cifra de negocios se sitúo en 4.350,8 millones, un 2,2% más que en 2017, debido al mayor nivel de actividad registrado en las áreas de Medioambiente y Agua junto con Cemento.

En el mismo periodo, el importe del resultado bruto de explotación del Grupo (Ebitda) registró un crecimiento del 8,1% hasta alcanzar los 645,7 millones, un aumento del margen del 14,8%, “una de las cotas más altas alcanzadas por el Grupo”.

El resultado neto de explotación (EBIT) registró una cifra de 366,8 millones, un 15,2% más, y el resultado antes de impuestos se sitúa en 249,7 millones, con un incremento de un 34,1%.

A 30 de septiembre, la deuda financiera neta consolidada se reduce un 21,9% hasta situarse en 2.795,9 millones.

El patrimonio neto del Grupo “se refuerza de manera considerable al incrementar el doble su importe respecto a diciembre del año anterior y alcanzar 1.876,5 millones a 30 de septiembre de 2018”.