EMPRESAS

Las pymes andaluzas gastan poco en seguridad informática

La comunidad andaluza, junto al País Vasco, son las regiones españolas que cuentan con una menor implantación de sistemas de seguridad informáticos entre sus pequeñas y medianas empresas. Así se desprende del estudio realizado por la empresa Panda Software, que arroja que el 55,5 por ciento de las empresas españolas sufrieron algún ataque de este tipo entre los meses de abril y mayo. Además, esta cuestión fue la causa que provocó que un 14,5 por ciento de firmas se vieran obligadas a parar o incluso a cerrar su negocio.

En el extremo contrario se sitúan Cataluña –en la que el 97 por ciento de las pymes cuenta con algún sistema de protección–, seguida de la Comunidad Valenciana (96 por ciento) y Madrid (95 por ciento). Por su parte, Andalucía y el País Vasco, presentan cuotas del 90 y 89 por ciento, respectivamente, según el Informe de Seguridad en la Pyme Española. El estudio concluye que el 94,5 por ciento de las pymes cuenta con sistemas de seguridad, de los que la mayoría (en concreto el 60,5 por ciento de los casos) responde a antivirus.

Entre las molestias más comunes ocasionadas se encuentran el mal funcionamiento del ordenador o programas (34,75 por ciento), lentitud o pérdida de tiempo (14,25 por ciento), pérdida de información (7 por ciento), y bloqueo del sistema (5 por ciento). Asimismo, los medios por los que han conseguido entrar los virus con más frecuencia son internet y el correo electrónico (77 por ciento), consultando páginas web (2,25 por ciento) y por otras vías (el 9 por ciento).

Por zonas geográficas, el estudio –que analiza 1.253 pymes de Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y País Vasco–, concluye que Cataluña es la comunidad menos afectada en 2004, con un 49 por ciento de empresas que afirma haber tenido algún virus. Las regiones más afectadas fueron Madrid y la Comunidad Valenciana, ambas con un 55 por ciento, seguidas del País Vasco y Andalucía con el 54 por ciento.

El presupuesto que se destinó el año pasado para proteger los sistemas de seguridad revela que el 20 por ciento de las empresas de Madrid y País Vasco se gastaron más de 500 euros; le siguieron Cataluña, con un 19 por ciento; Comunidad Valenciana, con un 18 por ciento; y por último, Andalucía con el 16 por ciento.