EMPRESAS

Grupo Osborne supera los 450 millones de facturación en 2003

Grupo Osborne alcanzó en el año 2003 una facturación de 457 millones de euros, lo que representa un incremento del 11 por ciento en relación con los 411 millones del año anterior. Esta cifra repite el crecimiento de 2002 y ratifica la excelente evolución de la Compañía en los últimos ejercicios. Desde 1999, las ventas acumulan un aumento superior a 156 millones de euros.

El Beneficio de Operaciones, excluyendo las Sociedades participadas, ascendió a 41 millones de euros, un 38 por ciento más que el año anterior. Por su parte, el Beneficio Neto fue de 14,5 millones, la mitad del último ejercicio, consecuencia lógica del aumento de los gastos financieros derivados del proceso de expansión y de determinados extraordinarios registrados en dicho año.

Por líneas de negocio, todas registraron crecimientos significativos, con una aportación a la cuenta de resultados cifrada en un 40,5 % para bebidas espirituosas (Osborne brandy y Anís del Mono), 9,5 % vinos (Osborne Jerez, Rioja Montecillo, Osborne Malpica y Osborne Oporto), 28,5 % productos del cerdo ibérico (5J y Noblanza) y 21,5% aguas minerales (Solán de Cabras).

Inversiones:
Durante 2003, Grupo Osborne continuó con un alto nivel de inversiones, entre las cuales destacan los más de 47 millones de euros destinados a publicidad y promoción y los 20 millones de euros a inversiones en aumento de capacidad y mejoras productivas, fundamentalmente en Solán de Cabras, Malpica de Tajo (Toledo) y Sánchez Romero Carvajal- Jabugo.

Evolución de las líneas de negocio:
En 2003, se han alcanzado excelentes resultados de forma general. Las bebidas espirituosas crecen en un 17 por ciento, destacando la posición de líder en el mercado nacional de Brandy.

Adicionalmente, se ha producido la incorporación al porfolio del Grupo de la distribución en España de la prestigiosa marca líder de ron venezolano, Santa Teresa.

Red Bull continúa su crecimiento, pese a una creciente competencia en este sector de las bebidas energéticas, registrando un año record de resultados.

En cuanto a los vinos, la evolución en 2003 ha sido especialmente favorable, con crecimientos tanto en el mercado nacional como internacional. Así, Bodegas Montecillo, de Rioja, creció cerca del 20%. Los vinos de Jerez y Oporto se mantienen estables. Y por fin, conviene destacar en particular los resultados obtenidos con Solaz (Malpica), que tras su segundo año, se aproxima a las 300.000 cajas (3.600.000 botellas) con destacada presencia en el mercado nacional y en 15 mercados internacionales.

En particular, y a pesar del comportamiento adverso de los tipos de cambio, se registra una excelente tendencia de la línea de negocio de Vinos en la exportación, con un crecimiento de 19% en el volumen de cajas.

Sánchez Romero Carvajal, por su parte, mantiene su larga tendencia creciente, con incrementos superiores al 10%, tanto en “5J” como en Noblanza.

Solán de Cabras, en el siguiente año de su integración al Grupo Osborne, registra un importante crecimiento del 24% en litros gracias a múltiples iniciativas, entre las que destaca el lanzamiento en Junio ’03 de su formato de 1,5 litros, con un innovador diseño.

Por último, Tequila Herradura, en la que Grupo Osborne ostenta una participación del 25,1% , mantiene su liderazgo en el mercado mejicano. Si bien crece un 3%, la situación de mercado con precios a la baja y un comportamiento adverso de la divisa, han afectado a sus resultados económicos.

Después de las operaciones de gran relevancia empresarial que se han concretado en los últimos años, -Osborne Malpica, Tequila Herradura, Solán de Cabras- que han supuesto por una parte un gran esfuerzo inversor, y por otra, la integración de la familia del Pozo en el accionariado del Grupo, las prioridades en este ejercicio se han enfocado hacia una consolidación de los recientes proyectos e incorporaciones, con una política dirigida a la búsqueda de la mejora de la eficiencia en todos los aspectos productivos y de calidad.