EMPRESAS

Santiago Herrero acoge con satisfacción el anuncio del estatuto del autónomo

El presidente de la CEA, Santiago Herrero, ha acogido con satisfacción el anuncio realizado por el consejero de Empleo, Antonio Fernández, de la elaboración de una Ley Andaluza del Estatuto del Autónomo que contemple “una definición real” de esta figura emprendedora, así como medidas de promoción, ayudas, y asistencia técnica, a través de capital semilla y capital riesgo. Fernández asumió este compromiso en el marco del VII Congreso de Pymes y Empresarios Autónomos de Andalucía, organizado por la CEA en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Málaga y al que acudieron más de 600 personas, y pidió la colaboración de las organizaciones presentes para la elaboración de la futura ley, que podría estar lista el próximo año. Los incentivos al autoempleo de la Junta en Andalucía propiciaron el pasado año la constitución de 11.695 trabajadores autónomos con una ayuda que ascendió a 43,18 millones de euros.

Santiago Herrero señaló por su parte que la actual es “la legislatura de la competitividad y la convergencia, hay que hacer coincidir el discurso y la gestión con la realidad socieconómica y, si somos capaces de ello, estaríamos en un momento muy oportuno para pasar de la potencialidad a la realidad”. El presidente de los empresarios andaluces distinguió entre el trabajador autónomo y el “empresario autónomo, que tiene siempre el ánimo de crecer y aumentar el número de empleados”. “Para el empresario, ser una pyme es un estado transitorio, ya que su aspiración permanente es la de crecer”, concluyó. Herrero también avanzó las líneas por las que deberá regirse la negociación de VI Acuerdo Marco de Concertación Social, es decir, el impulso a la investigación y el desarrollo, la internacionalización y la mejora de la financiación.

El consejero de Empleo insistió en la necesidad de hacer del empresario autónomo un “sujeto activo” en la Prevención de Riesgos Laborales, así como “considerar el empleo como un activo y desterrar la cultura de que lo bueno es lo temporal y el despido flexible, por el contrario, se debe garantizar la flexibilidad del sistema en situaciones coyunturales que permitan mantener esa estabilidad”. Por ello, propuso a las pymes “desarrollar el concepto de responsabilidad social de las empresas, lo que será una garantía del trabajo que se realice con empresas tractoras y así se garantizará la estabilidad contractual, la seguridad y la estabilidad del empleo y del futuro”.

Jose León-Málaga