EMPRESAS

Seis de cada diez empleados españoles están preocupados por conservar su puesto de trabajo

El 59% de los empleados españoles está preocupado por conservar su empleo y se muestra pesimista sobre su futuro. Esta es una de las conclusiones que se extraen del estudio sobre el Bienestar en el lugar de trabajo y la motivación de los empleados de 6 países europeos (Francia, Reino Unido, Alemania, Bélgica, España e Italia) realizada por Edenred, inventor del Ticket Restaurant® y líder mundial en el campo de los vales de servicios prepago para empresas; e Ipsos, compañía de investigación de mercados.

El nivel salarial, aspecto de relevante importancia en encuestas de años anteriores, es ahora primordial solamente para el 30% de los encuestados, dato que sorprende si se compara con Alemania (38%), la locomotora laboral europea, Francia (50%) o Italia (34%). Además, los españoles son los europeos menos preocupados por las horas que deben trabajar (11%) si son comparados con el resto de países: Bélgica (25%), UK (22%), Alemania (18%), Francia (17%) e Italia (16%).

Según el barómetro de Edenred e Ipsos, los españoles vemos muy complicado encontrar un puesto de trabajo comparable al actual. Así lo afirma un 69% de los encuestados en nuestro país, frente al 52% de los alemanes, el 58% de los franceses y el 70% de los italianos.

LOS ESPAÑOLES, LOS MÁS IMPLICADOS CON LA EMPRESA

Los trabajadores españoles son los que declaran estar más implicados con sus empresas. Así lo ha asegurado el 71% de los encuestados. Una cifra por encima de lo que arrojan los datos de los empleados alemanes (69%),  italianos (67%), franceses (54%) y belgas (51%) que declaran estar “muy implicados” con la empresa. Estos datos están muy relacionados con la situación de desempleo que en estos momentos vive España. Así, los empleados españoles son los que más se refugian en el trabajo: nos declaramos “artificialmente” más orgullosos, felices y realizados en nuestro trabajo porque “tenemos uno”, mientras que la satisfacción con respecto a la situación profesional disminuye sensiblemente.

En este sentido, aquellos más contentos con su calidad de vida laboral son los alemanes. Un 42% califica como notable o sobresaliente este apartado, frente al 40% de los ingleses, el 39% de los belgas, el 31% de los españoles, el 29% de los italianos y el 23% de los franceses.

Por otro lado, los empleados españoles declaran mayoritariamente querer quedarse en su empresa porque en el contexto actual la movilidad se asocia con asumir riesgos.

DESCONTENTOS CON NUESTRO PODER ADQUISITIVO

El salario no preocupa, como ya hemos visto, a un alto porcentaje de los trabajadores españoles pese a que un 66% de los empleados de nuestro país no está satisfecho con su poder adquisitivo. Una cifra que se eleva hasta el 73% en Italia, que lidera este apartado, y que se sitúa en el 67% en Francia, en el 33% en Alemania y en el 44% en Reino Unido.

Por otra parte, pocos trabajadores españoles declaran beneficiarse de “complementos salariales”. Tres de cada diez asegura disponer de seguro médico, el 14% Ticket Transporte, el 12% Ticket Restaurant®, el 11% Ticket Informática, el 9% Ticket Guardería, el 7% Ticket Regalo y solamente el 4% ayuda para el alquiler. Ocho de cada diez de los que no se benefician de la retribución flexible desearían disponer de seguro médico o de mutua complementaria.

A falta de poder actuar sobre el incentivo salarial (si bien la cuestión del poder adquisitivo sigue siendo predominante con solamente el 33% de los empleados españoles satisfechos), la aplicación por parte de las empresas de políticas de Recursos Humanos capaces de mantener el reconocimiento (o generar menos frustraciones) es susceptible de ayudar a los empleados españoles a “amortiguar” mejor el golpe de la crisis. “Disponer de un salario flexible permite a los trabajadores elegir los elementos que componen una parte de su salario en función de sus necesidades y preferencias individuales, optimizando al mismo tiempo su fiscalidad y percibiendo en definitiva un aumento del salario neto”, asegura Manuel Asla, director de marketing de Edenred España.

EL ESTRÉS SIGUE EN AUMENTO

En un mercado laboral que se deteriora notablemente, los empleados españoles manifiestan una desmotivación significativa y un alto nivel de estrés en el trabajo, especialmente entre los trabajadores con gente a su cargo. El 32% considera su nivel de motivación en descenso y cuando piensan en su trabajo destacan como aspectos que más les preocupan la seguridad (36%), la rutina (22%), el orgullo y el placer (27%). En el caso de las obligaciones, éstas sólo preocupan al 6%.

Con una tasa de desempleo que alcanza hoy el 10,9 % en la Unión Europea, el barómetro Edenred-Ipsos 2013 confirma una mayor inquietud de los empleados europeos frente al empleo que en 2012. Para el 44 % de los empleados alemanes (+10 puntos vs. 2008) y el 50 % de los empleados.