En rueda de prensa en Huelva, Pérez Saldaña confirmó la existencia de diez explotaciones situadas en la provincia sevillana afectadas por la fiebre catarral ovina, todo ello, según los resultados del Laboratorio de Sanidad Animal de Córdoba y en espera de la confirmación del Laboratorio Central de Veterinaria de Algete (Madrid), donde han sido reenviadas las muestras realizadas.

Así, precisó que, del total de diez explotaciones afectadas, cinco se han localizado en Almadén de la Plata, dos en Cantillana y en Castilblanco y una en Villamanrique de la Condesa, y anunció que si Algete confirma los resultados "positivos" del laboratorio de Córdoba, "algo que tiene un cien por cien de posibilidades de ocurrir", se declarará un nuevo foco de fiebre catarral ovina en la Sierra Norte sevillana.

En este sentido, vaticinó que este posible nuevo foco –el cuarto tras los casos de Tarifa (Cádiz), Casares (Málaga) y Almonte (Huelva)– "podría ser extensible a Extremadura y, posiblemente, a Castilla la Mancha", por lo que indicó que ya ha dado noticia de ello al consejero del ramo de Extremadura.