El Gobierno alemán sugiere a Zapatero que se dedique a dar forma a un plan europeo de crecimiento económico creíble y que, sólo después de evaluarlo, los países podrán comenzar a hablar de posibles sanciones. Todo esto mientras los medios de comunicación alemanes anuncian a bombo y platillo que "España retira su propuesta económica para la UE y no llevará a la cumbre de Bruselas las controvertidas sanciones". Esta es la lectura que la prensa alemana está haciendo de las declaraciones realizadas a primera hora por el ministro Moratinos, en las que, al parecer, ha asegurado que España nunca tuvo intención de imponer sanciones a los países que incumplan los objetivos de política económica previamente fijados por los socios de la Unión. Alemania no estaría dispuesta, en ningún caso, a aceptar esas posibles sanciones. "Primero debe solucionar la formulación del plan de crecimiento europeo basado en unos objetivos realistas, sólo después se podría pasar al capítulo de las sanciones", ha dicho el portavoz del Gobierno Christoph Steegman.

Tags : finanzas