ADMINISTRACIÓN

Coyuntura Económica de La Rioja

El consejero de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, ha presentado la publicación de ‘Coyuntura Económica de La Rioja’ correspondiente al cuarto trimestre del pasado año 2015, una publicación elaborada por el Instituto de Estadística de La Rioja que analiza los principales indicadores económicos. Domínguez ha estado acompañado por la directora del Instituto de Estadística de La Rioja, Natalia Ríos.

450606Domínguez ha comenzado su intervención situando el contexto socioeconómico, para desde esa perspectiva, descender a la situación concreta de La Rioja. “En el cuarto trimestre, con un entorno global de incertidumbre donde el frenazo de los países emergentes enfrió el crecimiento, prosiguió la lenta recuperación económica de la zona euro”, ha relatado. Por lo que respecta a España, el consejero ha explicado que “avanzó de manera destacada sobre el resto de países miembros gracias al binomio formado por el crecimiento y el consumo privado”.

Atendiendo al panorama riojano, el titular de Administración Pública y Hacienda ha recordado que las distintas previsiones económicas de Funcas, BBVA, Hispalink e incluso la Autoridad Fiscal Independiente resaltan el aumento del PIB riojano, siendo la Comunidad Autónoma que mayor crecimiento experimentó el pasado año, con un porcentaje superior al 3%.

Domínguez ha señalado que la economía riojana “está cogiendo músculo gracias a la prolongación del comportamiento positivo de ciertos indicadores, como el Índice de Comercio al por Menor (ICM), que repuntó un 3,6% en el cuarto trimestre”. Del mismo modo, ha destacado la evolución del Índice del Sector Servicios (IASS), que con un 6,2% en el conjunto del año, anotó la tasa más elevada desde 2008.

Avance sostenido

Asimismo, se han observado signos de “cierta moderación” en el comercio exterior, habiéndose cerrado el año superando por vez primera las exportaciones la cifra de los 1.700 millones de euros. En el resultado final del trimestre también han influido de manera positiva los indicadores laborales como el repunte de la ocupación (3,8% anual) o la caída del paro registrado (-13,1% anual), que encadena nueve trimestres de tasas negativas. Por su parte, la tasa de paro se situó en el 14%, llegando a registrarse una bajada de casi 8 puntos entre las mujeres.

En conclusión, el consejero ha remarcado que en la recta final del año “la economía regional prolongó su senda ascendente, dando muestra de la fortaleza y consolidación de la que goza la actividad productiva”. Por ello, “y a pesar de que en el ámbito laboral la recuperación está resultando más lenta”, Domínguez ha afirmado que “se observan signos certeros de un avance sostenido”.

A juicio del titular de la cartera de Administración Pública y Hacienda, este crecimiento económico “es fruto de unas políticas públicas que están dando resultados y que se han visto reflejadas en la creación de empleo, con 2.200 ocupados más en 2015, mientras que el número de parados ha descendido un 16,6%, es decir, hay 4.700 desempleados menos”.

El consejero ha asegurado que “este crecimiento que se mantiene en el tiempo viene a corroborar que La Rioja sigue firme en su objetivo de crear más empleo y de mejor calidad, algo que sigue siendo la principal preocupación del Gobierno de La Rioja”. “Debemos mantenernos en esta línea y seguir caminando paso a paso hacia este gran reto de comunidad que nos hemos marcado”, ha concluido.