ECONOMIA

El presidente de DCOOP asegura que “el sector del olivar tendrá​ años complicados”

La Fundación Cámara de Sevilla con la colaboración de Caja Rural del Sur y la Lonja de Cereales y Oleaginosas de Sevilla, ha celebrado el IV Foro Agroalimentario con una conferencia ofrecida por el presidente de DCOOP, Antonio Luque Luque.

Con una facturación de 1.000 millones de euros, y ventas por valor de 490 millones de euros fuera de España, en más de 70 países, y con 150 cooperativas, DCOOP es hoy el principal productor de aceite de oliva del mundo.

DSC_0049“Somos los principales productores de aceite internacionales, produciendo más ya que Italia o Grecia. Hemos logrado duplicar la producción de aceite de oliva y de aceituna de mesa y venderla a buen precio”, ha asegurado Luque.

Ante este crecimiento desaforado, a Antonio Luque le preocupa “morir de éxito. Creo el sector del olivar tendra años complicados, pero DCOOP va a ser parte importante para solucionar los posibles problemas de superproducción”.

Así, y bajo el título ‘Dcoop, una respuesta para el sector agroalimentario’, ha trasladado a más de un centenar de empresas del sector que que “el grupo de cooperativas tiene en Estados Unidos, un mercado clave fundamental y su eje de expansión. Somos conscientes que es el gran mercado para el aceite de oliva porque, tiene 300 millones de habitantes. Hoy consumen 300 millones de litros, esto es un litro por habitante y año. Sin olvidar continuar con su expansión internacional en países como China, Japón o Brasil, en aceituna de mesa”.

Sobre el auge de las marcas blancas, ha asegurado que en los últimos 15 años el crecimiento de la marca blanca ha sido tremendo y hoy podemos decir que dos de cada tres botellas de aceite de oliva que se venden en España es de marca blanca”.

A este respecto, ha asegurado que la “principal marca que se vende en España es la marca Hacendado, de Mercadona, siguiéndoles las de Carrefour, Día, Al Campo o Eroski. “Cuando nosotros vimos esta tendencia, tuvimos bastante preocupación, y había que hacer algún tipo de operación corporativa, porque Hojiblanca como marca de aceite de oliva virgen extra exclusivamente iba a quedar muy aislada en el mercado”.

Salió la oportunidad de Deóleo, “llegamos a un acuerdo aportando la marca Hojiblanca a cambio de quedarnos con un 10% de la compañía”. Posteriormente, la idea era seguir sumando participación, pero no salió, “nuestra decisión fue salir y vender nuestra participación a la compañía”. Así, “se empezó a invertir en EE. UU., que es el mercado que más nos puede interesar, de ahí nuestras inversiones en Pompeian”.

El presidente de Dcoop defiende la fusión y la unión de compañías alejada de localismos y personalismos. “Si queremos defender los productos de Andalucía y España necesitamos empresas con tamaño y dimensión. Es fundamental para Andalucía tener una gran empresa agroalimentaria”, reconoce.