IDEAS

La presencia femenina, en el ADN de Natura Bissé

Elena Serra. Senior Corporate Vice President Communications Natura Bissé Group

Natura Bissé emplea hoy a 300 personas en todo el mundo, el 90% de ellas mujeres, que a su vez ocupan el 65% de los puestos directivos. Se puede decir que la presencia femenina está en nuestro ADN, porque se remonta a los mismos inicios de la propia compañía. Ya en el año 1979, cuando Ricardo Fisas y Gloria Vergés, marido y mujer, fundaron la compañía, se rodearon de un grupo de siete mujeres que invirtieron en este sueño. La figura de Gloria Vergés fue el alma de Natura Bissé. Ella lideró todo lo relativo al equipo comercial, a la innovación de producto y a la excelencia, pilares sobre los que se fundó la firma y que hoy siguen siendo la base de esta. Otro hito importante llegó con el momento del relevo generacional en 2008, cuando el consejo optó por reafirmar el liderazgo femenino y nombró a Verónica Fisas CEO del grupo.

Actualmente, contamos con un 65% de ejecutivas a nivel global, un porcentaje altísimo. Y, además de la dirección general, tres de nuestras cuatro filiales están dirigidas por mujeres. La incorporación de las mujeres al mercado laboral está suponiendo un reto para las empresas, implicando un nuevo enfoque de las políticas de Recursos Humanos. Pero su incorporación al mercado laboral supone enfrentarse a numerosos obstáculos, no solo de carácter normativo. La tradicional concepción de la división de los papeles de los hombres y las mujeres en la sociedad hace que sigan existiendo situaciones de desigualdad que han de ser corregidas mediante la implantación de acciones positivas por parte de los gobiernos, instituciones que compensen esos desequilibrios.

Los gobiernos, deberían adoptar a través de la aplicación de medidas concretas para la igualdad de género y el desarrollo de normativas para la igualdad de género, como establecer cuotas. Y las empresas deberían tener la norma y la obligación de respetar la igualdad de trato y oportunidades en el ámbito laboral. El primer reto es tomar conciencia del valor que aporta a una empresa el contar con mujeres directivas. Una vez reconocido, existe aún un gran reto para sortear las barreras estructurales, por lo que los departamentos de Recursos Humanos han de hacer un esfuerzo en equiparar salarios, favorecer la conciliación personal y profesional, etc. Y es importante que esa conciliación no se quede en el ámbito laboral, sino que llegue también al terreno personal, en el equilibrio en las parejas, la familia, el hogar.

Elementos que caracterizan esta gestión femenina

Los drivers que dan valor a nuestra empresa siempre se han fundamentado en conceptos de esfuerzo, de disfrute, de generosidad, acompañado de un elemento muy importante, la pasión. Y es la pasión de un equipo eminentemente femenino, tanto en puestos directivos, como no directivos. Equipos que disfrutan con lo que hacen. Esos valores, unidos a la apuesta decidida por el talento, la innovación y la eficacia de nuestros productos determinan nuestra cultura de empresa.

En cuanto a la gestión específicamente femenina, en mi opinión, la mujer directiva tiene una visión 360, es una gran gestora de imprevistos y basa su liderazgo en la comunicación, la escucha activa y la flexibilidad. Aparte, destacaría que, trabajando en el universo de la cosmética para mujeres, contar con intuición femenina es fundamental.

 

Elena Serra Elena2

Senior Corporate Vice President Communications Natura Bissé Group

 

 

Artículo incluido en el especial ‘Hacia una paridad real’ del número de mayo de la revista Agenda de la Empresa