IDEAS

Las telecomunicaciones como aliadas de los retos medioambientales

Geert Paemen. Directora de Sostenibilidad e Indicadores no Financieros de Telefónica

La digitalización y la conectividad son instrumentos clave para la búsqueda de soluciones a los desafíos medioambientales que afectan a la sociedad: el cambio climático, la escasez de agua, la economía circular, la contaminación y la pérdida de biodiversidad. Esta nueva era digital es una oportunidad para llevar a cabo el proceso de transformación de la economía, la empresa y la sociedad a la vez que se aportan soluciones para reducir el impacto medioambiental. Telefónica está comprometida con la reducción de su propia huella de carbono, pero también ofrecemos soluciones para reducir las emisiones de nuestros clientes.

La estrategia empresarial de Telefónica va asociada a la revolución digital, por eso ofrecemos servicios basados en la conectividad, el Internet de las Cosas (IoT), la nube o el Big Data. Encontramos beneficios medioambientales en todos ellos. Por ejemplo, con los servicios de IoT hacemos un uso más eficiente de recursos, como la energía y el agua, y con el Big Data ayudamos a mejorar la planificación del tráfico y la calidad del aire.

Para que el sector de las telecomunicaciones contribuya a la descarbonización de la economía, no solo deben desarrollarse servicios que ayuden a otros sectores a reducir su huella medioambiental, sino también garantizar que se minimiza la suya propia. Telefónica, por ejemplo, en enero de este año, apostó por la emisión de bonos verdes.

Asimismo, en España, la compañía tomó una valiente decisión hace algunos años: eliminar completamente su antigua red de cobre y sustituirla por fibra hasta el hogar de sus clientes (FTTH).

La fibra óptica consume siete veces menos energía que el cobre, es decir un 85% más eficiente en cuanto a consumo de energía y permite una reducción del 50% de las averías, entre otros beneficios. La decisión de desmantelar completamente su antigua red ha permitido ahorrar 208 GWh de energía entre 2016 y 2018, y evitar la emisión de 56,5 KtCO2 menos entre 2016 y 2018.

Telefónica cuenta con una ambiciosa estrategia medioambiental, que representa una parte crucial a la hora de operar su negocio. La empresa ha establecido objetivos de reducción de emisiones validados por la iniciativa SBTi. Está aplicando un Plan de Energía Renovable que exige que, para 2030, su consumo de electricidad se genere íntegramente a partir de fuentes de energía renovables; ya hemos logrado que el 100% del consumo de energía eléctrica sea de origen renovable en Brasil y en Europa. Además, el desarrollo de su Programa de Eficiencia Energética de gran alcance le ha permitido ejecutar 139 proyectos solo en 2018.

En definitiva, las empresas somos conscientes de la importancia de incorporar una evaluación del impacto social y medioambiental a nuestra estrategia empresarial. En Telefónica, el compromiso es firme y vamos a continuar trabajando en ello.

 

Geert Paemen geet WEB opinion

Directora de Sostenibilidad e Indicadores no Financieros

Telefónica

 

Artículo incluido en el especial sobre Tecnología y ODS del número de julio-agosto de la revista Agenda de la Empresa