DestacadosEMPRESAS

El primer establecimiento de Covirán en el continente africano abre sus puertas

covirán cabo verde

La llegada a Cabo Verde se produce de la mano de un socio local

Covirán sigue atenta a las oportunidades que puedan surgir en mercados atractivos por lo que recientemente ha puesto las miras en territorio africano. El primer paso dado ha sido en Cabo Verde, un mercado que desde 2018 estaba siendo analizando y donde ahora se ha producido la primera apertura de un supermercado. Como siempre, la llegada de la cooperativa a este país se produce de la mano de un socio local, conocedor de un territorio, un cliente y unos hábitos de consumo muy distintos a los europeos.

El primer establecimiento de Covirán en el continente africano ha abierto sus puertas en Espargos, la capital de la Isla de Sal (Cabo Verde). La apuesta de la empresa y de su socio Vilamonte es testar a través de este negocio las oportunidades que pueda ofrecer el mercado para posteriormente, iniciar un proceso de expansión más dilatado en el país, lo que significaría la ampliación de nuevas superficies comerciales por otras localidades e islas del archipiélago del país. Con esa motivación, actualmente se están realizando labores de prospección en otros países como Guinea Bissau, Angola o Mozambique.

El supermercado, cuenta con 180 m2, trabajando las secciones de panadería fabrica propria, frutas y verduras, congelados, charcutería y una bodega de excelencia.  Recibe el suministro de la mercancía desde la Plataforma de Sintra (Portugal), una nodriza con 10.000 metros cuadrados y más de 6.000 referencias, ofreciendo un aprovisionamiento ágil y eficiente. Por vía marítima, las navieras que conectan con el Archipiélago Caboverdiano acercan el suministro una vez a la semana, proveyendo al socio de todo lo necesario para dar respuesta al cliente.

El socio, originario de Cabo Verde, ha apostado por este proyecto para ofrecer a la comunidad de Isla de Sal una red de tiendas Covirán que permita que este territorio se desarrolle y modernice de la mano de la cooperativa. A la par, su deseo es ofrecer a la población local productos con mayor diversidad y seguridad alimentaria, así como desarrollar secciones que actualmente no se exploran en la isla, como la fabricación del pan, o el corte de carnes frías, sección de congelados o potenciar las frutas y verduras frescas o la bodega.

La implantación de algunos proveedores portugueses en el país permite a Covirán generar sinergias que redundarán en la mejora del servicio y del precio al asociado y por tanto, a la rentabilidad de su negocio y la satisfacción del cliente. La previsible apertura de nuevos supermercados por parte de este socio y de otros que se podrían ir sumando al proyecto permitirá en el medio plazo una mejora en el aprovisionamiento de productos de alta rotación.