DestacadosEMPRESAS

Telefónica emite el primer híbrido verde del sector por 500 millones

telefónica-bono híbrido

Presenta simultáneamente una oferta de recompra de híbridos cuyo cierre está previsto el 3 de febrero

Telefónica ha cerrado con éxito la emisión del primer bono híbrido verde del sector de las telecomunicaciones a nivel mundial, por importe de 500 millones de euros y sin fecha de vencimiento. En paralelo, la compañía ha anunciado una oferta de recompra de bonos híbridos, ambas operaciones con el objetivo de continuar gestionando de manera proactiva la base de capital híbrido que posee la compañía.

Por lo que se refiere al bono híbrido, la operación ha tenido muy buena recepción por parte de los inversores internacionales. Con fecha de rescate dentro de 7,25 años, su rentabilidad alcanza el 2,502% y cuenta con el cupón de híbrido más bajo de la historia de Telefónica, gracias a la reducción de casi 40 puntos básicos desde las indicaciones de precio iniciales. La demanda ha superado los 2.000 millones, con una sobresuscripción de más de 4 veces y con más de 200 órdenes, mayoritariamente de inversores internacionales, y ha permitido alcanzar el objetivo de volumen suficiente para cubrir el importe máximo de la oferta de recompra de bonos híbridos.

Los fondos obtenidos servirán para financiar proyectos destinados a incrementar la eficiencia energética de la compañía gracias al proceso de transformación del cobre hacia la fibra óptica, un 85% más eficiente energéticamente, y a impulsar la autogeneración de energía renovable.

Por su parte, la oferta de recompra se dirige a los híbridos con fecha de rescate en noviembre de 2020 y septiembre de 2021, y limitada, en cualquier caso, a la cantidad pendiente. La oferta de recompra comienza hoy y está previsto que finalice el 3 de febrero de 2020 a las 17h00. El día 4 de febrero se publicarán los resultados.

Emisión de deuda senior

Telefónica ha cerrado también una emisión de deuda por importe de 1.000 millones y a un plazo de 10 años. La operación ha sido muy bien acogida por parte de los inversores institucionales. Así, la demanda ha permitido incrementar el importe emitido de 750 millones a 1.000 millones y fijar el cupón en 0,664%, reduciéndose en más de 20 puntos básicos sobre las indicaciones iniciales de precio. Esto supone el cupón más bajado pagado por Telefónica para una emisión de plazos tan largos.

El libro de órdenes ha superado los 2.500 millones, una sobresuscripción de más de 2,5 veces y con unas 150 órdenes, la mayoría procedente de inversores internacionales.

El cierre y desembolso final de la operación será el próximo 3 de febrero de 2020.