IDEAS

Tendencias de fondo para un nuevo año

Francisco J. Bocero. Gerente de Dircom Andalucía

Si analizamos por un momento gran parte de las previsiones de tendencias en comunicación (y marketing, especialmente digital) de los últimos años, comprobaremos como, invariablemente, se repiten una y otra vez y, si acaso, hasta con denominaciones diferentes.

El hecho en sí es llamativo, nada más, y se sintetiza de una manera muy fácil: avanzar en ética y transparencia; aprovechar las innovaciones tecnológicas constantes y analizar, medir y evaluar permanentemente cualquier acción y sus resultados.

Sí, así enunciadas, son tres propuestas de valor tradicionales y comunes a cada mes de diciembre. Una especie de “buenos deseos” recurrentes y positivos que estructuran las estrategias recomendadas o, simplemente, las previsiones genéricas para el nuevo año. Siendo así, hagamos un ejercicio con ellas para mirar a 2020.

En primer lugar, el contexto. Ganan por mayoría los análisis que predicen que los “cisnes negros” -al gusto anglosajón- se multiplicarán gracias al clima -incertidumbre-; su carácter -transversal-, y su dimensión -global-.

Las incertidumbres, políticas y económicas, son realidades, diversas y compartidas, en los cinco continente y ello condiciona la comunicación y su ejercicio, pero sin olvidar los fundamentos.

  • Avanzar en ética, transparencia…(y respuesta). Seguimos adentrándonos en una era donde cada vez es más difícil identificar las fake news de todo tipo y condición, con los riesgos que conlleva para las instituciones y las empresas. Por ello, el único camino es el comportamiento ético y transparente a la hora de contar lo que hacemos y porqué lo hacemos, y… hacerlo a tiempo y con total normalidad. Sea con los medios de comunicación, sea con las “conversaciones” en medios sociales (no olvidemos que en las redes, como institución o empresa, adquirimos la condición de medio de comunicación), sea con la atención al cliente.
  • Aprovechar las innovaciones tecnológicas constantes. Los contenidos audiovisuales se afianzan paulatinamente como canales. El vídeo y la voz para la comunicación en general y los chatbots y asistentes virtuales para la atención a clientes. Según una encuesta de Spiceworks, citada por LLYC, el 40 por ciento de las empresas americanas de más de 500 empleados habrán incorporado chatbots o asistentes virtuales a finales de este año. Eso sí, buscando el contenido realmente de interés en los formatos de vídeo y voz y cuidando al máximo el entrenamiento de los chatbots.
  • Analizar, medir y evaluar permanentemente. Imprescindible hacerlo para cualquier acción o iniciativa por nimia que parezca. Desde dentro, porque no podemos olvidar que una estrategia de comunicación interna tiene incluso mayores exigencias y hacia fuera. Todo se debe analizar, todo se puede medir y todo se tiene que evaluar. Y los datos, más allá de la precisión en sus procesos de automatización, requieren al final lecturas rigurosas y desapasionadas para obtener los mejores resultados.

Y a estas tres grandes tendencias recurrentes, hay que sumarles -aunque ya se han apuntado en lo que se refiere a la actitud- lo instrumental:

Iniciativa: hay que ser proactivos y tomar la iniciativa antes de que otros la tomen, tal y como decía el viejo principio, “si no cuentas lo que haces, otros lo harán por ti”.

Capacidad innovadora: la creatividad es una cosa y las ocurrencias son otra. Es fundamental practicar en modo prueba y error, sí, pero con sentido. La excentricidad mal entendida es un peligro reputacional.

Visión estratégica: hoy más que nunca, los tiempos requieren tener una visión lo más amplia y precisa de lo que ocurre.

Feliz año y a por él.

 

Francisco J. Bocero Francisco Bocero WEB

Gerente de Dircom Andalucía

@PacoBocero

 

Artículo incluido en el anuario de la revista de enero de Agenda de la Empresa