Este crecimiento ha supuesto un incremento de la demanda del 6,1 por ciento y ha permitido que el uso de la tarjeta del consorcio haya batido un récord en autobuses metropolitanos, el servicio de catamarán, los tres metros andaluces y en la cancelación de los servicios urbanos de autobús.