Los respiradores se instalarán en diferentes hospitales con el objetivo de reforzar la asistencia en el territorio: Hospital Universitario Joan XXIII de Tarragona, Hospital de Sant Pau i Santa Tecla, Hospital Universitari de Sant Joan de Reus, Hospital de Tortosa Verge de la Cinta, Pius Hospital de Valls, Hospital Del Vendrell y Hospital Comarcal Móra d’Ebre.