La Junta constata las causas de fuerza mayor decretadas por el Estado y que es el Ministerio de Trabajo, a través del SEPE, el que abona las prestaciones

La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, ha anunciado tras la reunión del Gabinete de Crisis por el COVID-19 que ya se ha tramitado el 90% de las solicitudes de ERTE recibidas. Se trata de 87.534 expedientes que afectan a 461.007 trabajadores.

Ahora es el Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE) del Ministerio de Trabajo y Economía Social quien debe pagar las prestaciones a los trabajadores afectados por los ERTE.

La consejera de Empleo ha resaltado “la respuesta de la Junta a los ERTE, que ha sido ejemplar”, añadiendo que “no hay ningún trámite, ni en el SAE ni en ningún organismo autonómico, que obstaculice o retrase la tramitación de las prestaciones, a pesar del esfuerzo de algunos por confundir irresponsablemente a la opinión pública en este asunto”.

Así, Rocío Blanco ha explicado en rueda de prensa que la competencia exclusiva para el reconocimiento y pago de las prestaciones por desempleo corresponde al Gobierno de la Nación, a través del SEPE. Las comunidades autónomas no pueden realizar dicha gestión y la Consejería de Empleo, como autoridad laboral en Andalucía, tiene limitada su responsabilidad a la autorización de los ERTE, constatando si las solicitudes cumplen las condiciones de causa de fuerza mayor exigidas para acogerse a las medidas excepcionales decretadas por el Ejecutivo central. Por ello, la consejera de Empleo ha insistido en que la Junta de Andalucía no puede participar en el proceso de tramitación y pago de las prestaciones por desempleo asociadas a la inclusión de los trabajadores en un ERTE.

Esta explicación deriva de las diferentes valoraciones realizadas durante estos días insinuando que Andalucía estaba retrasando la gestión de las prestaciones a los trabajadores afectados por ERTE al solicitar su inscripción de los afectados como demandantes de empleo.

El Ministerio de Trabajo ha diseñado a través de Real Decreto Ley un sistema excepcional para tramitar el reconocimiento de las prestaciones por desempleo, estableciendo que deben ser las empresas quienes se dirijan al SEPE con la relación de trabajadores afectados por los ERTE, adjuntando la cuenta bancaria previa autorización de los beneficiarios.

Análisis provincial

Algunas provincias ya tienen resuelta casi la totalidad de los ERTE recibidos. Gran parte de los ERTE se han recibido en las provincias de Málaga, que tiene ya resueltos 22.718 expedientes que afectan a 120.058 trabajadores; y de Sevilla, con 18.148 solicitudes tramitadas y 97.254 afectados. Le sigue Cádiz, con 13.980 expedientes resueltos y 66.724 afectados; Granada, con 10.178 solicitudes y 49.872 trabajadores; Córdoba, con 6.256 ERTE que afectan a 31.280 trabajadores; Jaén, con 5.449 solicitudes y 26.954 trabajadores afectados. Por último, Almería ha tramitado ya 6.164 solicitudes, que afectan a 24.240 trabajadores, y Huelva: 4.144 ERTE y 29.964 trabajadores afectados.

Por su parte, la Dirección General de Trabajo ha tramitado un total de 497 ERTE presentados por empresas con centros de trabajo en más de una provincia, que afectan a 14.661 trabajadores.

De entre los ERTE recibidos (la mayoría de ellos ya resueltos por la autoridad laboral andaluza), hay que destacar los procedentes de actividades como restaurantes y puestos de comidas, con 8.405 solicitudes que afectan a 66.494 trabajadores, seguidos de los establecimientos de bebidas, con 14.114 solicitudes que afectan a 53.220 trabajadores; y los hoteles y alojamientos similares, con 1.593 ERTE que afectan a 22.215 trabajadores.

A estas tres principales actividades le siguen negocios como peluquerías y tintorerías (otros servicios personales), con 5.809 solicitudes y 14.253 trabajadores afectados, seguidos del comercio al por menor, tanto de tiendas especializadas (zapaterías, tiendas de moda y complementos) como de otros artículos de uso doméstico (ferreterías, tiendas de muebles, venta de electrodomésticos). Este comercio al por menor ha presentado un total de 9.531 solicitudes, que afectan a 29.442 trabajadores.

En este listado de las principales actividades afectadas también se encuentran las actividades médicas y odontológicas, con 3.903 ERTE que afectan a 12.726, y los talleres de mantenimiento y reparación de vehículos de motor, con 3.422 solicitudes y 11.080 trabajadores afectados.