Las ventas de mobiliario de oficina en el mercado español aumentaron un 3% en 2019, hasta los 355 millones de euros, la cifra mayor de la década, si bien la pérdida de dinamismo del mercado supuso contabilizar el menor crecimiento desde 2014.