Resalta el valor de los ODS, las alianzas y el papel de las organizaciones empresariales en el futuro de la región

El Observatorio Empresarial para la Consecución de la Agenda 2030 (OECA), promovido por CEA con la colaboración de Unicaja Banco, ha analizado en un debate virtual, en el marco de los Diálogos OECA, la Agenda 2030 en América Latina tras el COVID-19, y también la colaboración público-privada.

Este nuevo Diálogo OECA ha contado con la participación de Narciso Casado, secretario permanente del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB) y director general de CEOE Internacional; Ana Helena Chacón E., embajadora de Costa Rica en España; Fernando Ayala, exembajador de la República de Chile en Italia, y el director de OECA, Manuel Bellido, organizador y moderador del debate.

oeca 3Ana Helena Chacón E., embajadora de Costa Rica en España, destacó que la Agenda 2030 “es un tema que nos convoca al mundo entero”, apuntando que los ODS “son hoy más prioritarios que cuando Naciones Unidas los aprobó” y señalando que “es el momento de unirse. No hay forma de cantar victoria en el año 2030 si no hay una sinergia entre la productividad, la generación de empleo digno y la gobernanza”.

“Yo quisiera pensar más como región, como patria, que, como partidos políticos, para establecer métricas para el cumplimiento de la Agenda 2030”, avanza, reconociendo que “si algo nos ha enseñado la pandemia es que ahora es cuando la solidaridad del ser humano puede ponerse sobre el tapete”.

“El COVID-19 nos recuerda lo unidos que debemos de estar y que debemos apoyarnos los unos a los otros para salir adelante. Las crisis nos pueden ayudar a ser muy solidarios”, resalta.

Por su parte, Narciso Casado, secretario permanente del Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB) y director general de CEOE Internacional, recordó que “los ODS sin empresas son muy difíciles de alcanzar”, indicando que “la resiliencia es la respuesta que estamos encontrando; resiliencia y no resistencia”.

Casado destacó el papel de las organizaciones empresariales: “Lo que mejor hemos hecho desde el minuto uno ha sido intercambiar información, decir qué nos pasaba”, resaltando que “no hemos estado nunca tan coordinadas. Cuando vienen momentos malos todos nos apretamos para trabajar”.

Con vistas al futuro, Casado destacó que “hay que hacer una apuesta por el diálogo, por una organización común y por trabajar por las personas”, avanzando que “las empresas van a reclamar consensos, seguridad jurídica, diálogo social, marcos regulatorios… Y si lo miramos, son los ODS llevamos a la realidad en la que estamos, donde hay que echarle mucha iniciativa, donde hay que sentirse región”.

“Ahora más que nunca es indispensable e imprescindible que las organizaciones empresariales actuemos como lo que debemos ser, agentes sociales, para que los países se recuperen contemplando los ODS como hoja de ruta”, sentenció.

oeca 2Mientras, Fernando Ayala, exembajador de la República de Chile en Italia, recordó que “cuando se resienten los grandes mercados nosotros sufrimos: hay países de la región que dependen mucho del turismo, algo fundamental”.

En un contexto de “incertidumbre muy grande para el futuro”, Ayala incidió en que “cuando las grandes potencias abandonan el multilateralismo, tiene efectos muy graves, porque debilita toda la estructura jurídica internacional que se ha armado”. “Es la legalidad internacional la que fortalece a los países pequeños”, aseveró. “Hoy día nadie puede vencer solo en nada. La clave es la colaboración”, quiso recordar.

Finalmente, José María López, director de RSC de Unicaja Banco, afirmó que “seguramente esta ha sido uno de los diálogos que ha tenido mayores elementos de debate y controversia”, apuntando que hay un “tema clave, los estados solos no pueden”. Hay que enviar un último mensaje: de optimismo moderado y, por supuesto, de esperanza”, sentenció.