Fundación ONCE y la Asociación Española de Normalización, UNE, han dirigido los trabajos de este estándar pionero en Europa, que impulsará la accesibilidad y la igualdad de oportunidades, facilitando la integración social de las personas con discapacidad.