El Comité de Política Monetaria del Banco Central de Brasil ha decidido por unanimidad subir los tipos de interés en 75 puntos básicos, hasta el 2,75%, una acción que la institución no emprendía desde junio de 2015.