Las cuentas de la Seguridad Social presentan este saldo negativo, a 31 de diciembre de 2020. La cifra es la diferencia entre unos derechos reconocidos por operaciones no financieras de 164.375,88 millones de euros, que registran un incremento del 12,95%, y unas obligaciones reconocidas de 179.355,73 millones, que crecen en un 10,62% interanual.