Las ventas del grupo Adolfo Domínguez han acusado las restricciones por la COVID-19 en todos sus mercados, registrando un retroceso del 42,6% con respecto al ejercicio anterior. La facturación se situó en 66 millones de euros.

El ecommerce ha sido la única división que presenta incremento, con un crecimiento del 25,1% y una aportación del 20,7% de la facturación.