Las exportaciones alemanas progresaron en mayo a su mayor ritmo desde principios de año. Lo que alimenta la hipótesis de un sólido crecimiento en el segundo trimestre para la primera economía de la eurozona. En mayo, las exportaciones crecieron un 1,7 por ciento respecto a abril. Las importaciones aumentaron en un 0,4. Algo que eleva el excedente comercial del país a 22.800 millones de euros. Un récord desde que existe la serie estadística en 1991.

Estas cifras no incluyen la crisis de la deuda griega, que se agravó en junio. Tras un crecimiento en el primer trimestre de tres décimas, los economistas prevén que en este segundo trimestre Alemania avance en cinco décimas.