Un total de 1.498 empresas inscritas y 21.256 jóvenes han solicitado la segunda convocatoria de las becas de Banco Santander que permitirá que 1.000 jóvenes andaluces inicien prácticas profesionales no laborales a partir de este mes.

Mejorar la empleabilidad de los jóvenes desempleados para lograr su inserción en el mercado laboral, facilitando una primera experiencia profesional y ampliando su cualificación a través del conocimiento práctico es el objetivo principal de este programa. 

Cuenta con un balance muy positivo en su primera convocatoria, ya que uno de cada tres becados (37,65%) ha encontrado empleo tras culminar su periodo de prácticas en este programa y dos de cada  tres (61,25%) han terminado trabajando en la propia empresa en la que las desarrollaron tienen una duración de seis meses, con una jornada de cinco horas diarias como máximo. 

Los requisitos para optar a estas becas son tener entre 18 y 29 años, estar registrado como demandante en el SAE, poseer titulación universitaria o de Formación Profesional y no tener experiencia laboral en la ocupación a la que se opta a la práctica, quedando excluidos de esta convocatoria los beneficiarios de las iniciativas de la actual edición del Programa Emple@Joven.

Cada una de estas ayudas está dotada de 2.700 euros, de los que 900 serán aportados por el Banco Santander, otros 900 por la Junta de Andalucía y los 900 restantes por la empresa o entidad en la que desarrollen las prácticas.