Con motivo de la celebración del Black Friday y el Cyber Monday este viernes 27 y el próximo 30 de noviembre, ESET ha recopilado una serie de consejos para que las compras prenavideñas sean totalmente satisfactorias y no se conviertan en un quebradero de cabeza para los consumidores más previsores.

Según datos de la Asociación Española de la Economía Digital, las ventas de este fin de semana (incluyendo el CyberMonday) alcanzarán los 1.172 millones de euros en España, un 10% más que en 2014.

De la misma manera que se incrementa el volumen de negocio, es muy probable que crezcan las amenazas online: campañas de correo electrónico anunciando ofertas pero que redirijan a sitios falsos mediante técnicas de phishing, ingeniería social para la descarga de descuentos o interceptación de tráfico de red o modificación del sistema, entre otros.

“Los ciberdelincuentes aprovechan cualquier evento importante para lanzar sus ataques y las compras navideñas y prenavideñas con un objetivo claro: utilizamos la tarjeta de crédito con más asiduidad que de costumbre y buscamos ofertas que muchas veces parecen imposibles para comprar gangas”, afirma Josep Albors, director del laboratorio de ESET España. “El mejor escudo contra los ciberdelincuentes es siempre el sentido común, pero tomar una serie de medidas preventivas, como vigilar las páginas que visitamos para realizar las compras, es algo indispensable para hacerlo con seguridad”.

ESET recomienda a todos los compradores, durante todo el año pero especialmente en estas fechas de ofertas puntuales, que cumplan con los siguientes consejos:

1. Utilizar un navegador actualizado y acceder a las webs oficiales de las tiendas en las que deseemos comprar, evitando posibles páginas que quieran aprovechar el nombre de marcas de confianza para conseguir clientes.

2. Desconfiar de ofertas imposibles y evitar pinchar sobre enlaces sospechosos recibidos por email o mensajería.

3. No abrir ni ejecutar archivos adjuntos (pdf, exe, etc.) que provengan de una fuente desconocida, e incluso si lo envía un amigo o conocido, desconfiar si en el mensaje utiliza expresiones o un vocabulario no familiar. Puede ser un indicativo de que este contacto haya sido infectado.

4. Comprobar que en cualquier página en la que introduzcamos nuestros datos financieros o personales se utilizan uno protocolos mínimos de seguridad. Deberíamos revisar de que aparezca en el navegador un candado en la barra de direcciones o el prefijo https previo a la dirección.

5. Utilizar soluciones de seguridad con módulos específicos de banca online para evitar en la medida de lo posible ser víctima de un delito durante las compras online.