Según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Andalucía se sitúa a 31 de marzo de 2016, y con la Semana Santa concluida, en 500.171 trabajadores por cuenta propia. Esto supone un incremento de 3.843 personas respecto al mes anterior y, lo que es más destacable, un crecimiento positivo de un 2,07% de afiliados al RETA respecto al mismo periodo del año anterior.

Como es habitual en estas fechas, todas las provincias han tenido un crecimiento positivo, destacando Málaga (+1.093), que casi duplica al resto, y Sevilla (+687), ambas por la gran afluencia turística recibida en estas fechas. El buen tiempo ha permitido que las provincias costeras presenten también buenos datos de afiliación al RETA (Cádiz, +552; Granada, +360; Almería, +339 y Huelva, +260). En menor medida, las provincias de Córdoba (+309) y Jaén (+243) que, aunque positivo, no han tenido un crecimiento tan destacado.

Desde UPTA Andalucía han valorado de manera positiva estos datos, que están justificados en gran medida por el turismo y la hostelería, “dos de los motores de nuestra economía”. Como ya informó la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, tras la semana santa, el turismo y las pernoctaciones han aumentado, un 2,1% y 1,5% respectivamente con respecto al año 2015. Según la Presidenta, Andalucía ha obtenido los mejores registros de los últimos ocho años en estas fechas.

En cuanto a los datos del paro, en Andalucía se ha reducido en 6.543 desempleados, situándose en 981.950 personas. Es relevante, la disminución de Málaga (-3.581), Sevilla (-3.543), Huelva (-2.051) y Cádiz (-1.584). Por el contrario, encontramos subidas en las provincias de Córdoba (+2.152) y Jaén (+1.664).

Inés Mazuela, secretaria general de UPTA Andalucía, señala que “este debe ser el camino. La entrada del año 2016 está dejando datos positivos en nuestra comunidad en cuanto al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos se refiere”. Además, recalca la necesidad de que se forme gobierno, ya que los más de tres meses desde que se celebraron las elecciones nacionales y la falta de acuerdos entre las diferentes fuerzas políticas hacen que la economía de nuestro país se estanque.

“Esto hace peligrar la tendencia positiva reflejada en nuestra comunidad en el primer trimestre del año 2016. Incluso según el Banco de España, estos tres meses de incertidumbre han llevado a una desaceleración de nuestra economía” declara Mazuela.