EMPRESAS

Quitando minas terrestres con un dron

Al menos 10 personas mueren o sufren amputaciones diariamente por minas antipersonales. Según datos de la ONU, aún existen unas 100 millones de minas terrestres en todo el mundo. De las personas que mueren por estos artefactos, el 79% son civiles, el 18% militares y un 3% personal de desarme.

Massoud Hassani nació y se crió en Afganistán. En 1998, emigró a los Países Bajos donde se graduó en la academia de diseño de Eindhoven y en 2013 fundó el estudio de diseño Hassani Design.

11709940_1025852050772487_335184670435407151_oMassoud ha dedicado parte de su talento y de sus recursos a poner en marcha el laboratorio de ideas llamado Mine Kafon para dar solución a problemas sociales y medioambientales. Uno de esos problemas es, precisamente, el que suponen las minas terrestres y antipersona.

El Mine Kafon Drone es una pequeña aeronave no tripulada que vuela de forma autónoma. Hassani y su equipo lo han diseñado para que identifique, detecte y destruya las minas terrestres que encuentren enterradas bajo el terreno que sobrevuela. El objetivo es facilitar y acelerar la limpieza de minas sobre cualquier terreno. Y, además, hacerlo de forma segura y mucho más económica: desactivar una mina puede costar más de 700 euros. Massoud cree que con el Mine Kafon Drone sería posible reducir esa cifra hasta los 3,5 euros por unidad. Aunque se trata de una reducción significativa, 3,5 euros por unidad es el doble de lo que cuesta colocarlas.

El desminado del terreno usando el Mine Kafon Drone se produce en tres fases. Primero, el dron sobrevuela una zona determinada para producir un mapa tridimensional de la superficie. Este proceso inicial ya puede arrojar pistas sobre la posible presencia de minas enterradas en la zona. En una segunda fase, el Mine Kafon Drone sobrevuela el mismo terreno, a menor altura, a unos cuatro centímetros del suelo, en esta ocasión, provisto de un detector de minas o un detector de metales.

Cada vez que el detector se activa, el GPS marca la posición correspondiente sobre el mapa trazado previamente por el dron durante la primera fase. Finalmente, la última fase consiste en detonar las minas detectadas. El Mine Kafon Drone vuela hacia las posiciones GPS marcadas en la fase anterior y deposita una pequeña carga temporizada que se detona cuando el dron se encuentra a una distancia segura.

Con el Mine Kafon Drone se podría eliminar la totalidad de las minas terrestres que están aún presentes y activas en una tercera parte de los países del mundo. Al paso actual de desactivación, la humanidad tardará más de 1.100 años en limpiar todos los terrenos minados.

 

REPORTAJE INCLUIDO EN EL ESPECIAL SOBRE DRONES DE MAYO DE AGENDA DE LA EMPRESA