El ordenador cuántico es la bomba atómica del siglo XXI, de modo que quien la alcance primero dominará el tablero geoestratégico mundial

El mundo está en guerra, más concretamente, en ciberguerra. Como muestra, el reciente ataque de un grupo de hackers malos, auténticos piratas. Dos grandes potencias se disputan el ciberespacio: USA y China. Quien tenga el ordenador cuántico capaz de romper los protocolos RSA mediante el algoritmo de SHOR (factorización de números primos) ganará la guerra.

El ordenador cuántico es la bomba atómica del siglo XXI. De modo que quien la alcance primero dominará el tablero geoestratégico mundial. Por un lado, DARPA, Lockheed Martin, NASA Jet Propulsion, Los Álamos… pero, por otro, también Microsoft, IBM, Google, HP, Intel… en USA. El complejo científico en Hefei y Alibaba, Baidu o Huawei en China. Los grandes fondos de inversión (Goldman Sachs, Quantum Investment, In-q-tel…) disparan a todo lo que tiene un apellido cuántico. Volkswagen, Airbus, Bosch, ATOS, etc. están inmersos en proyectos sobre tecnologías cuánticas en Europa que, además, han puesto en marcha un flagship de un billón de euros.

En España contamos con un centro fotónico número uno del mundo en los rankings, el ICFO. También contamos con un supercomputador del BSC o universidades con importantes departamentos de física cuántica y proyectos cuánticos asociativos o empresariales como barcelonaqbit-bqb, Quantum World Association-QWA o la primera empresa consultora española y latinoamericana especializada en tecnologías cuánticas, Entanglement Partners Hay una gran cantidad de talento cuántico español por todo el mundo, como por ejemplo Darío Gil, VP de RD y proyectos cuánticos de IBM.

Hace unas semanas, en una conferencia del Dr. Ignacio Cirac, uno de los científicos más importantes del mundo en tecnologías cuánticas, consejero de Telefónica y director del área cuántica del instituto Max Planck, decía: “yo pensé que no lo vería. Hace unos pocos años pensé que sería dentro de 20 años y, por el contrario, no será en  más de 10. Estamos inmersos de lleno en la segunda revolución cuántica”.

Primera conclusión

La ciberguerra ha acelerado espectacularmente el proceso y vamos hacia la tercera revolución cuántica. La pregunta ahora ya no es cuándo, sino quién, y si tú serás uno de ellos. Bajo el término genérico de “Información cuántica”, contamos con cinco áreas muy diferentes en tecnología, go to market y oportunidades de negocio. Simuladores, computadores y telecomunicaciones cuánticas, pero también sensores, criptografía y algorítmica cuántica.

Segunda conclusión

No todo es lo mismo, aunque a veces, se confunda. Y esto de la cuántica: ¿para qué sirve? Habrá ordenadores capaces de romper los sistemas de seguridad actuales -bancos, gobiernos y operadoras ya están en ello-. Además, podremos diseñar nuevos materiales o moléculas -empresas aeronáuticas y farmacéuticas ya están en ello-. Y, también, podremos desarrollar redes neuronales profundas -los centros y empresas de inteligencia artificial también están en ello-. Actualmente, con un ordenador D-Wave ya se pueden tratar todos los problemas de optimización, incluyendo la optimización de la distribución, el reparto, la planificación, etc.

Capacidad de cálculo, nuevos materiales, Inteligencia Artificial, quantum Blockchain, scheduling…, son herramientas indispensables para el sector de la energía. Y es que, todavía hoy, cuando os escribo, no sabemos ni el 10% de las posibilidades y utilidades que nos depara la computación cuántica. Cuando salió Internet, quién se iba a imaginar que hoy día, de las nueve mayores empresas por capitalización bursátil existentes, las nueve se dedicarían a Internet.

Y, como conclusión final, casi todo está por imaginar porque esto, de verdad, es la tecnología más disruptiva que podemos encontrar.

 

Alfonso Rubio-Manzanares

CEO Entanglement Partners

 

ARTÍCULO INCLUIDO EN EL ESPECIAL ‘DIGITALIZACIÓN DE LA ENERGÍA’ DEL NÚMERO DE JUNIO DE AGENDA DE LA EMPRESA