IDEAS

El impacto de las tecnologías en las compañías

Especial Industria 4.0. Daniel Seseña, Director Industria 4.0 de Minsait (Indra)

La Industria 4.0 en práctica

La Industria 4.0 supone una transformación profunda de las compañías con ayuda de herramientas digitales para impactar en toda la cadena de valor: desde el diseño del producto, su fabricación, la cadena de suministro o su comercialización. Para asegurar un despliegue ágil, eficiente y seguro, Minsait, la unidad de negocio de transformación digital de Indra, propone una metodología en cinco pasos:

  • Definición de la visión digital e identificación de oportunidades con mayor impacto en el negocio.
  • Selección del habilitador digital idóneo en cada caso: madurez, economía y escalabilidad.
  • Estimación cuantitativa de impactos y coste/ beneficio.
  • Despliegue de metodologías ágiles para obtener resultados a corto plazo.
  • Previsión temprana del modelo de operación y despliegue de las soluciones.

Tecnologías que generan impacto

Minsait está ayudando a empresas líderes de diversos sectores (automoción, alimentación y bebidas, papel…) a desplegar tecnologías digitales que generan mejoras relevantes a corto plazo en su negocio. Hoy destacamos tres, por su madurez e impacto:

  • Plataformas IoT y Visualización e2e. Las plataformas IoT permiten orquestar el Big Data del “mundo fábrica” (sensores, PLCs…) junto al de la “operación y negocio” (MES, ERP…). Sobre nuestra plataforma SOFIA2 estamos desplegando el Dashboard Ejecutivo (DE I4.0) y soluciones de Visualización e2e que permiten (ejemplo Sector Papel): integrar en tiempo real KPIs de diversos ámbitos (operaciones, calidad, energía…) y geografías, comparar el rendimiento de las plantas, generar alarmas preventivas y soportar acciones correctivas.
  • Advanced Analytics. La gestión inteligente del Big Data y la potencia de las nuevas herramientas analíticas nos permite desplegar modelos predictivos y de optimización energética.
  • En el ámbito de la automoción, hemos desarrollado un modelo de calidad predictiva que permite anticipar errores en el montaje final observando las holguras en las primeras fases y reduce un 50-75% las necesidades de re-trabajo.
  • En el sector de la fabricación de piezas, hemos implantado un Secuenciador 360º, que optimiza de manera dinámica la secuencia de los hornos de inyección metálica, considerando todas las restricciones y costes (mano de obra, energía, desperdicios…), y disminuyendo ocho veces el tiempo de programación, con ahorros del 10%.
  • Imaging. Las tecnologías de reconocimiento de imagen y Machine Learning están ayudando a nuestros clientes a optimizar el control de calidad del producto final. Por ejemplo, hemos desarrollado una solución de Imaging para una de las compañías más relevantes en el mercado de la automoción que reconoce errores de calidad en pintura no detectables para el ojo humano con una precisión cercana al 100%, reduciendo el coste de inspección en un 40-80%, bajando drásticamente el desperdicio y mejorando el nivel de servicio.

El despliegue de tecnologías maduras y escalables en puntos clave de las operaciones de las compañías está permitiendo obtener ahorros en costes (10-25%), en consumo energético (de hasta el 30%), calidad y otros intangibles, como una visión global del negocio y la mejora continua de los procesos.

Cómo abordar la evolución a la I4.0

Aunque la aproximación depende de la visión y punto de partida digital de cada empresa, para Minsait es clave seguir los principios resumidos en nuestra metodología. Por ello, para impulsar la transformación hacia la Industria 4.0, planteamos dos aproximaciones:

  • Plan de Transformación Digital (o QuickScan): diagnóstico, identificación de oportunidades, cuantificación y planificación del roadmap hacia la I4.0 bajo un enfoque holístico.
  • Pruebas de valor en retos del negocio: proyectos tecnológicos que responden a retos operacionales específicos de cada proceso o sector (por ejemplo, modelo de mantenimiento predictivo para optimizar el rendimiento de un activo clave).

En definitiva, el grado de madurez y el impulso digital de cada compañía marcarán las prioridades y velocidad de este proceso de transformación. Sin embargo, la revolución digital no es una opción, las compañías deben tomar hoy posiciones en la Industria 4.0 para asegurar su competitividad en un entorno complejo y con un cambio acelerado.

 

Daniel Seseña

Director Industria 4.0 de Minsait, la unidad de transformación digital de Indra

 

Artículo incluido en el número de marzo de la revista Agenda de la Empresa