La satisfacción del proveedor es fundamental para el éxito empresarial. Con ello, no nos referimos a su satisfacción con el proveedor y su rendimiento, sino a la satisfacción del proveedor con usted y el rendimiento de su proveedor, que repercute en el suyo.

¿Por qué es tan fundamental? Su éxito depende del éxito de su cadena de suministro y, por lo tanto, del éxito de su proveedor. Piense las líneas de productos y servicios que vende. ¿Cuántos de ellos podrían tener éxito sin el apoyo de un proveedor clave? La respuesta, instintivamente, es cero. Incluso, si usted es una consultoría depende de un proveedor para realizar dichas tareas. Si fallan, usted falla. Entonces, ¿por qué sus proveedores tienen que estar satisfechos cuando, teóricamente, un gran comprador como usted podría simplemente trabajar con cualquier proveedor? La respuesta está en el hecho de que a menudo no puede trabajar con “cualquier” proveedor, al menos no puede cambiar de proveedor rápidamente.

Para los productos y servicios estratégicos, su organización depende en última instancia de muy pocos proveedores, por lo tanto, depende de su desempeño, que repercute directamente en el rendimiento de la compañía compradora.

La calidad, la puntualidad en la entrega y el soporte de los productos/servicios depende totalmente de su proveedor. Si usted quiere estar seguro de que, ante cualquier urgencia de suministro, es su pedido el que se somete adecuadamente a las pruebas de calidad esperadas (y contratadas), se envía a tiempo y sus llamadas de soporte son respondidas satisfactoriamente, entonces ha de constituirse como un cliente de referencia de su proveedor. Todo ello se está convirtiendo especialmente crítico, al darse habitualmente noticias sobre la falta de calidad y las copias fraudulentas.

Nos preguntamos entonces: ¿cómo conseguir que un proveedor esté satisfecho con nosotros?

Si bien es difícil tener una norma que funcione en todos los casos, las siguientes recomendaciones serían importantes para satisfacer a su proveedor y convertirse en un cliente de referencia:

  1. Pagar a tiempo. Pagar a tiempo y, además, pagar bajo condiciones de pago razonables. Por lo tanto, cuando le sea posible, pague en 30 días o menos. Le sorprenderá gratamente cómo escala puestos con el proveedor en la clasificación de clientes preferenciales.
  1. Genere cuadros de mando de 360º del proveedor, escuche sus recomendaciones e implemente planes de acción correctivos conjuntos. ¿Le gustaría ser evaluado constantemente? ¿Le parecería justo que cada vez que algo saliera mal, siempre fuera usted la causa fundamental y tuviera que hacer todo el trabajo correctivo? Estamos convencidos de que no lo haría, pues tenga la seguridad de que su proveedor piensa lo mismo. Hágalos parte de un proceso completo, abierto y transparente. ¡Win/win desde la colaboración!
  1. Cree y lleve a cabo planes de desarrollo de proveedores con regularidad. Lo más probable es que su organización sea una organización madura en Compras, Planificación de Proyectos, Implementación y Despliegue, Análisis… Y lo más probable es que su Director Financiero esté exigiendo reducciones de costes constantemente. La única manera de obtener esos ahorros es conseguir una mayor eficiencia de su proveedor, y lo más probable es que su proveedor necesite ayuda para hacerlo. Colabore para conseguirlo, de esta manera, el proveedor estará en deuda con usted.

La realidad es que no debería de ser tan difícil mantener satisfechos a sus proveedores. Sólo hace falta imparcialidad, un poco de esfuerzo y la voluntad de trabajar juntos para que ambas partes mejoren. De manera que empiece a mejorar el nivel de satisfacción de sus proveedores. ¡Sus clientes se lo agradecerán!

Michael Lamoureux | Analista en Spend Matters

Artículo incluido en el número de abril de la revista Agenda de la Empresa