IDEAS

El cooperativismo y su contribución a los ODS

Luis Miguel Jurado. Presidente de FAECTA

Ayudar a crecer y generar empleo, garantizar un crecimiento y un desarrollo sostenible y hacer viable la responsabilidad y la cohesión social en el plano empresarial son los principales retos a los que debemos contribuir las empresas aportando, para ello, solidaridad en el sistema económico. El cooperativismo es una realidad económica que tiene una importancia creciente en nuestra sociedad, precisamente, por tratarse de empresas que responden a una determinada lógica de comportamiento, valores y actitudes que las hacen idóneas para poder afrontar con garantía estos desafíos.

Empleo y crecimiento económico. La actividad laboral remunerada no solo confiere autonomía económica a la persona, sino también dignidad, participación social y acceso a los servicios y prestaciones. En la coyuntura actual, el cooperativismo está demostrando una gran capacidad para continuar creando riqueza, empleo y con ello integración social y laboral. Este es un modelo económico que se ha extendido a amplios sectores de nuestra sociedad, pues la creación de empresas sustentada en una base de capital humano, formación, creatividad e innovación, apegada al desarrollo local con fines últimos de carácter social y regida por principios democráticos, es un instrumento económico y social de gran calado para generar riqueza y empleos decentes.

Desarrollo sostenible. La situación actual ha puesto de manifiesto muchas de las debilidades del actual sistema económico, político y social. Las consecuencias se están sufriendo por parte de toda la sociedad y, especialmente, por quienes han resultado más perjudicados, las personas que han perdido su empleo o aquellas que no han podido incorporarse al mercado de trabajo. Desde el cooperativismo, entendemos que se hace necesario un cambio profundo, educacional, intersectorial, innovador y sostenible en el tiempo. Un modelo, lo más ampliamente posible consensuado, basado en una economía del conocimiento y la innovación, donde el valor trabajo se erija en el elemento fundamental de valoración de una economía y que medioambientalmente conjure las amenazas planteadas por el cambio climático.

Responsabilidad y cohesión social. El cooperativismo concibe la economía al servicio de la persona y la sociedad, armonizando las dimensiones social e individual. A través de sus empresas, la sociedad ha incrementado su nivel de cultura democrática, ha dinamizado el grado de participación social y ha conseguido dar voz y capacidad de negociación a grupos sociales anteriormente excluidos del proceso económico y del proceso de elaboración y aplicación de las políticas públicas. En este sentido, es de destacar el hecho de que el rol del cooperativismo es plenamente convergente con el modelo social europeo o estado del bienestar que se ha caracterizado históricamente por su objetivo de garantizar elevados niveles de integración social, económica y política mediante mecanismos empresariales privados de marcado carácter social.

Igualdad de género. Desde el cooperativismo las mujeres están promoviendo nuevas formas de economía, alternativas al modelo hegemónico de la economía neoliberal, planteando proyectos y acciones innovadoras para un verdadero cambio social. Se formulan como una cuestión de corresponsabilidad, de compartir valores comunes, de intercambiar prácticas innovadoras, de estar en un mismo proceso de cambio, de luchar por una verdadera democracia económica. En resumen, de crear una sociedad más justa donde se elimine la discriminación más antigua y persistente en el tiempo.

El cooperativismo ha sabido no solo potenciar el crecimiento real y no especulativo, el empleo y el bienestar colectivo, sino que ha contribuido a sembrar nuevas vocaciones empresariales socialmente responsables en nuestra comunidad.

Es importante vincular los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) a las actividades económicas de las empresas, de los gobiernos y de la sociedad en general.

Para ello, para analizar la contribución del cooperativismo a los ODS del 4 al 7 de junio estaremos en el II Foro Iberoamericano de Economía Social, “ESTRATEGIAS Y ALIANZAS PARA LOS ODS”, un evento organizado por la Escuela Andaluza de Economía Social en colaboración con FAECTA, en el que participarán representantes de las organizaciones cooperativas, de la economía social, social y solidaria, gobiernos nacionales, regionales y locales, instituciones públicas y privadas, universidades, empresas, así como expertos e investigadores del modelo.

 

Luis Miguel Jurado | Presidente de FAECTA (@LuisMi_Jurado)

Artículo incluido en el número de junio de la revista Agenda de la Empresa