“Por concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los citados valores”, señala el organismo.