IDEAS

17 vías para cambiar el mundo

Rafael E. Romero. Gerente de AIQBE

El incremento de la población es un hecho clave en los próximos años. Eso conlleva una mayor necesidad de recursos que, en gran medida, son limitados. Ante este reto, la ONU aprobó la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible con 17 objetivos para establecer un nuevo rumbo en el que todos los integrantes de la sociedad tengan cabida, garantizando, a la vez, un planeta habitable para las futuras generaciones.

La industria, que ya cambió el mundo desde sus inicios, y que ha seguido mejorando las condiciones de vida de los seres humanos desde entonces, está llamada de nuevo a tener un papel protagonista en la construcción de este futuro más sostenible.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) definidos por la ONU marcan las guías de actuación en materias como la economía, el medioambiente, la innovación, el empleo o las mejoras sociales. Y, como plan de futuro, son pautas que debemos adoptar todos los ciudadanos, no solo las administraciones públicas. Las empresas deben, por tanto, asegurar su compromiso con estas metas y convertirlas en 17 oportunidades para construir un mundo mejor.

Todavía nos queda mucho camino por recorrer y, sin embargo, puedo decir con orgullo que la industria onubense lleva ya mucho tiempo trabajando en esta senda. Así, por ejemplo, es una realidad que las empresas de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva crean riqueza y empleo, contribuyendo así a la creación de oportunidades de desarrollo y a la disminución de desigualdades. Pero la economía debe evolucionar hacia la responsabilidad, y la consolidación de la economía circular es un mandato de futuro que la industria lleva aplicando desde hace años con una inversión continua en I+D+i, formando parte esencial de su ADN. Por este compromiso con los 17 ODS en Huelva convivimos en un entorno ambiental envidiable, todos los sectores productivos imaginables (industria, minería, agricultura, turismo, etc.) y el urbanismo con su sociedad civil, de la cual los empleados de la industria, y la industria misma, formamos parte.

Todo ello en busca del bienestar de las personas. Bienestar al que la industria contribuye con empleos de calidad, cualificados y con formación continua; solucionando los retos planteados con nuevos productos, medicamentos y materiales; depurando aguas y tratando residuos; con nuevas energías y su almacenamiento; etc. Tenemos por delante 17 vías para poder decir convencidos: CONVIVIMOS. Este es el reto para los próximos años.

 

Rafael E. Romero Rafael Romero

Gerente de AIQBE

 

 

Artículo incluido en el número de enero de la revista Agenda de la Empresa