IDEAS

Cambio de ciclo

Carmen Castilla. Secretaria General de UGT-A

Es la democracia. La derecha ha sumado en Andalucía y Juan Manuel Moreno, del Partido Popular, es el nuevo presidente andaluz tras 37 años de gobiernos socialistas. Enhorabuena a él, a su vicepresidente Juan Marín, de Ciudadanos, y al nuevo ejecutivo, al que deseo sea certero en las medidas que adopte para solucionar los muchos problemas que padecemos en Andalucía, algunos de ellos estructurales, como el paro.

Es un gobierno legítimo pero, a pesar del acuerdo de los dos grupos de gobierno, Popular y Ciudadanos, gobernará en minoría en el Parlamento, por lo que será necesario mucho diálogo para que la legislatura sea estable. Entre los retos más inmediatos que tendrá que afrontar, la Ley de Presupuestos.

UGT Andalucía estará muy atenta, a cualquier medida que pueda suponer un retroceso en derechos laborales y sociales. Es nuestra intención seguir trabajando y asesorando en la elaboración de informes del Consejo Económico y Social, solventando conflictos en el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales o en el SERCLA, y participando en las comisiones parlamentarias para ofrecer nuestra experiencia y punto de vista en la elaboración de leyes.

En temas de empleo no solo no se debe bajar la guardia, sino que instamos al nuevo ejecutivo a aplicar políticas por el empleo estable, de calidad, que faciliten las inversiones necesarias para generar el tan esperado cambio del modelo productivo, apostando claramente por la industrialización mediante las nuevas tecnologías de producción, lo que requiere una formación especializada y dual. UGT-A valora que en el acuerdo de gobierno se priorice el empleo de calidad y la formación dual, que tanto tiempo llevábamos demandando.

A pesar de que en 2018 el paro bajó en Andalucía en 36.597 personas, el nuevo gobierno arranca legislatura con casi 790 mil desempleados, somos la comunidad de España con más parados, y una de las que tiene peores condiciones laborales en temporalidad (el 95% de los nuevos contratos son temporales), y en siniestralidad (el año pasado se produjeron 80 víctimas en accidente laboral y 13 in itínere).

Consideramos un buen objetivo el elevar los salarios de los profesionales de la sanidad y la educación a la media española, pero este proceso debe ir en paralelo a una actualización de los medios técnicos necesarios para ofrecer un mejor servicio sanitario y educativo.

Desde UGT-A comprendemos que el nuevo gobierno acometa una auditoría de toda la administración, pero no compartimos que exista una administración paralela. Los entes instrumentales tienen unos objetivos establecidos en su creación, y un personal al que se deberá reubicar, si se eliminan o reducen sus medios. El Infoca, el servicio de emergencias sanitarias o la RTVA, por poner algunos ejemplos, son entes instrumentales públicos que prestan unos servicios esenciales, que no son equiparables a ninguna función que realice ningún otro departamento de la Junta de Andalucía. Para cualquier reforma en la Administración Pública que quiera acometer el nuevo Gobierno andaluz tendrá que tener en cuenta a los sindicatos mayoritarios, porque hay trabajadoras y trabajadores afectados.

Somos conscientes de que, no solo comienza una legislatura, se abre un nuevo ciclo, en el que esperamos se superen problemas que se habían quedado estancados. UGT Andalucía quiere seguir trabajando, en las empresas y en las administraciones públicas, para mejorar los derechos laborales y sociales, y la calidad de vida de andaluces y andaluzas.

 

Carmen Castilla | Secretaria General de UGT-A Carmen Castilla

 @mc_castilla

 

 

 

Artículo incluido en el número de febrero de la revista Agenda de la Empresa