IDEAS

Formación y progresión profesional

Macarena Pérez Sigüenza. Responsable de carreras profesionales Andalucía. EOI. Directora PS Recursos Humanos

En muchas ocasiones me preguntan, ¿cuál es la formación más idónea y con más demanda en el contexto empresarial? La respuesta no es sencilla. Son varios temas importantes a tener en cuenta.

El primer consejo es, antes de investigar y decidir, se debe pensar cuál es en realidad el objetivo profesional, cuál es el siguiente reto laboral al que queremos enfrentarnos. Sin esta decisión previa probablemente se errará en la elección.

Una vez claro el objetivo profesional, el siguiente paso es investigar qué demanda el mercado laboral: cuáles son las tendencias actuales y cuáles son las exigencias formativas. En esta fase, es necesario realizar un análisis comparativo entre los perfiles profesionales demandados y el propio.

Ahondando en la multitud de opciones, la formación más efectiva y eficaz a nivel de desarrollo profesional siempre ha sido y será un MBA. ¿Por qué? No solo es el más demandado por las empresas, sino que, además, al ser una formación más global, proporciona una visión completa e integrada del funcionamiento empresarial. Por tanto, capacita con una mayor flexibilidad y versatilidad para diferentes opciones profesionales. Por otra parte, prepara en competencias de gestión y dirección, habilidades y estrategias para progresar en la carrera profesional.

También puede ser recomendable una especialización en áreas con mayor demanda, como es el ámbito de la transformación digital en la empresa, donde el principal exponente es el Big Data. En la revolución tecnológica que vivimos, estas temáticas transversales están transformando las empresas, y, por ello, son y seguirán siendo conocimientos requeridos en la mayoría de puestos de trabajo.

Una vez aclaradas las decisiones iniciales, ¿cómo seleccionar la mejor opción formativa? A continuación, facilito cinco consejos para una comparativa que facilite la decisión final:

1º Analizar los programas: globalidad, actualización, innovación, tecnología, desarrollo de habilidades, etc. Es imprescindible que la formación no solo prepare para lo que actualmente la empresa necesita, sino para lo que necesitará en un futuro. Y no solo en conocimientos, sino también en habilidades profesionales.

2º Muy importante también obtener información sobre el prestigio de la entidad: historia, ámbitos de actuación, antiguos alumnos, opiniones/testimoniales, reconocimiento en el mercado, etc.

3º Analizar el equipo de profesorado. Conocer si son profesionales en activo, áreas y sectores, puestos, empresas, “premios” y otros datos interesantes como su pertenencia a entidades empresariales y sociales.

4º Existencia de un servicio de gestión de carreras profesionales. Servicios de orientación y asesoramiento continuos y apoyo ante un posible cambio de posición y/o empresa.

5º Por último, realizar una comparativa de precios/calidad, becas y ayudas, formas de pago y posibilidades de financiación. Se trata de una inversión que, si se han seguido los consejos anteriores, seguro que se recuperará.

Lo que es seguro es que una formación de calidad, capacitará y ayudará a la progresión profesional. Por ello, es importantísima la etapa previa de análisis para la posterior elección. Aún así, la mejor decisión es la de seguir aprendiendo. La continua evolución del mercado laboral hace imprescindible una formación constante. Estar actualizados es la única forma de conseguir nuestros mejores sueños laborales. Volver a las aulas siempre será una experiencia enriquecedora. Y recuerda: ¡no dejes para mañana lo que puedas aprender hoy!

 

Macarena Pérez Sigüenza WEB Macarena Pérez

Responsable de carreras profesionales Andalucía

EOI Escuela de Organización Industrial

Directora PS Recursos Humanos

 

Artículo incluido en el número de febrero de la revista Agenda de la Empresa