andalucia

Andalucía elaborará un plan de medidas con las que minimizar el impacto del Brexit

andalucía medidas brexit

El Consejo de Gobierno ha aprobado la formulación de un Programa Andaluz de Medidas de Preparación ante la previsible salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el denominado Brexit, cuya elaboración se ha encomendado a un comité de análisis que se creará.

Dicho ente estará integrado por un representante de cada una de las consejerías y contará con un plazo de dos meses para elaborar un borrador que deberá elevar al Ejecutivo andaluz.

El Gobierno andaluz ha considerado necesario la constitución del mencionado comité para el Brexit con el objetivo de “reducir el impacto” que éste pueda tener en el conjunto de la comunidad, y en especial en la comarca del Campo de Gibraltar.

La Junta se dota de este programa, una vez que los británicos decidieron retirarse de la UE mediante un referéndum que se celebró el 23 de junio de 2016 y, con posterioridad, el Gobierno del país notificó oficialmente al Consejo Europeo su intención de abandonar la Unión el 29 de marzo de 2017, lo que activó el procedimiento previsto en el artículo 50 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) para hacerlo.

La salida del Reino supondrá previsiblemente la firma de un acuerdo de retirada y, con posterioridad, de otro sobre la relación futura. Las negociaciones para el abandono se iniciaron en junio de 2017 y finalizaron en noviembre de 2018 con un proyecto de pacto el que se garantizan los derechos de los ciudadanos y de las empresas y se establece un periodo transitorio, al menos hasta el 31 de diciembre de 2020, en el que la legislación de la UE seguirá siendo de aplicación con respecto al Reino Unido.

En relación concreta con Gibraltar, dicho acuerdo contiene un protocolo a complementar con cuatro memorandos de entendimiento bilaterales firmados entre el Reino de España y el Reino Unido. Pero el Parlamento británico rechazó el pasado enero ese pacto por una cláusula relativa a Irlanda del Norte.

La negativa de la UE a modificar el texto de ese acuerdo ha generado incertidumbre en la medida en que, salvo que exista prórroga del periodo de negociación, a las 00:00 horas (CET) del próximo 30 de marzo, el Reino Unido dejará de ser un Estado miembro de la UE, lo que tendrá consecuencias en la economía.